Recuerdo del Madrid Arena
Amigos y familiares de las víctimas, junto a unos 1500 jóvenes, se congregaron a las puertas del pabellón Madrid Arena después de dos años para participar en una vigilia en memoria de las cinco jóvenes que murieron en una avalancha en una fiesta de Halloween. EFE

Rodeado de una expectación mediática sin precedentes en Madrid, con 60 medios y más de 200 profesionales acreditados, el juicio del Madrid Arena arranca este martes en la Audiencia Provincial tres años y dos meses después de la tragedia que el 1 de noviembre de 2012 costó la vida a cinco jóvenes.

Quince acusados, cuatro responsables civiles directos y seis subsidiarios responderán a las preguntas de los dos fiscales, las defensas, las siete acusaciones particulares y las dos acusaciones populares que a partir del martes tratarán de depurar las responsabilidades de la muerte de las cinco chicas en un pabellón con evidentes carencias e importantes fallos de seguridad.

Quince acusados, cuatro responsables civiles directos y seis subsidiarios responderán a las preguntas

Junto a los cinco homicidios por imprudencia grave, trece de los acusados deberán responder también de los dieciséis delitos de lesiones por imprudencia grave, mientras que dos lo harán por dos homicidios por imprudencia grave profesional.

Un resultado trágico que, según las familias, no se traduce en importantes peticiones de condena, que oscilan entre los cuatro años y los dos años y medios de prisión. Mientras que las indemnizaciones que el fiscal reclama van de los 243.587 euros de las familias de las fallecidas a los 259 euros de uno de los heridos que salieron de un recinto abarrotado.

Tanto es así que el principal acusado, el promotor del evento Miguel Ángel Flores, basará su estrategia en negar que se hubiese superado el aforo del pabellón (un mínimo de 22.800 frente a 10.620 permitidas, según el fiscal).

Y que, en caso de que se hubiera producido, no existió ninguna relación causa efecto con la muerte de las cinco jóvenes. Y eso sin contar con un escrito de defensa, una acción que según las fuentes se traduce en la negación total de los hechos, o lo que es lo mismo, que Flores se considera totalmente inocente.

¿Cuál será el desarrollo del juicio?

El calendario judicial establece el inicio de la vista oral el martes día 12, si bien es probable que las cuestiones previas exijan un par de días de debate hasta la declaración de Flores, a quien le ha correspondido ser el primero en declarar. Fuentes jurídicas han adelantado a Efe que tiene la intención de responder a todos.

Tras él y hasta el 9 de febrero será el turno del resto de los procesados en sesiones matinales los martes, miércoles y viernes. A partir de esa fecha se dará paso al visionado de los vídeos y a las declaraciones de más de un centenar de testigos: 16 familiares de las víctimas, 30 lesionados, 21 asistentes al evento que no sufrieron lesiones, 13 policías nacionales y 15 agentes municipales.

La lista la completan seis empleados de Seguriber, cinco de Kontrol 34, tres del equipo médico, siete de Samur, seis de Madridec y dos personas más. Después será el turno de los peritos y pruebas documentales. Tras ello, los acusados tendrán una última palabra y el juicio quedará visto para sentencia. En total, se prevé que la vista se prolongue durante cinco meses.

El escenario que acogerá el juicio será la 'sala cero' de la Audiencia Provincial, la única capaz de albergar un juicio de esta magnitud, con 60 medios de comunicación y más de 200 profesionales acreditados.

Y ha correspondido a la Sección Séptima el tribunal encargado de enjuiciar los hechos, que estará encabezado por la presidenta Luisa Aparicio Carril, mientras que la ponente será Ángela Acevedo.

Junto a los quince procesados, figuran seis responsables civiles subsidiarios y cuatro directos. No hay ningún político

El despliegue jurídico continuará con la presencia de dos fiscales y un amplio número de letrados, entre defensas, acusaciones particulares y acusaciones populares, representados estas últimas por Manos Limpias y el grupo socialista del Ayuntamiento.

Junto a los quince procesados, figuran seis responsables civiles subsidiarios: Ayuntamiento, Madridec, Diviertt, FSM, Seguriber y Kontrol 34, así como cuatro responsables civiles directos (cuatro aseguradoras).

Ya en el terreno político, no se espera que el desarrollo del juicio ni el veredicto pueda acarrear consecuencias relevantes a dirigentes políticos, una vez se ha producido un relevo en el Ayuntamiento de Madrid cuyo anterior equipo de gobierno liderado por Ana Botella vivió con el Madrid Arena su mayor crisis institucional. No hay ningún político procesado.

Un detalle que las familias de Cristina Arce, Belén Langdon, Katia Esteban, Rocío Oña y María Teresa Alonso nunca pasaron por alto, pero que ya es inabordable. Ahora es tiempo para que se conozca qué paso, que ocurrió y que falló. Tres años, dos meses y 11 días después de la tragedia, la Justicia busca reparar la muerte de las chicas.

Consulta aquí más noticias de Madrid.