Francia bombardeó masivamente un campamento del grupo terrorista Estado Islámico (EI) cerca de la localidad siria de Al Raqa (este), considerado el feudo de los yihadistas en ese país, indicaron fuentes del Ministerio francés de Defensa.

Según las fuentes, los bombardeos franceses, que se producen dos días después de la ola de atentados que provocaron al menos 130 muertos en París, tuvieron como principal objetivo "un puesto de mando" de EI que también servía como centro de reclutamiento y de depósito de armas y municiones y que resultó destruido. Además, los aviones también destruyeron un campo de entrenamiento del grupo yihadista, agregó.

Las fuentes indicaron que en total se lanzaron una veintena de bombas desde diez cazas, un ataque de mayor envergadura de los que hasta ahora venía haciendo la aviación francesa en Siria.

En total se lanzaron una veintena de bombas desde diez cazas Los lugares bombardeados habían sido previamente identificados por misiones de reconocimiento francesas, señaló la fuente.

Añadió que el ataque se produjo en coordinación con las fuerzas de Estados Unidos desplegadas en la zona y que los aviones habían despegado desde las bases que Francia tiene en Emiratos Árabes Unidos y en Jordania.

Los bombardeos se produjeron a las 19.50 y 20.50 hora peninsular española.

Desde hace más de un año, la aviación francesa operaba contra ese grupo terrorista en Irak con cazas Rafale y Mirage 2000 y un contingente de más de 700 efectivos.

Pero el pasado 27 de septiembre se ampliaron a Siria los bombardeos, justificados por el Gobierno francés en la necesidad de su "legítima defensa" contra un grupo que golpea a su país dentro de sus propias fronteras.

Estados Unidos ataca camiones cisternas con crudo de Estado Islámico

Aviones estadounidenses atacaron este domingo por primera vez más de un centenar de camiones cisterna que los terroristas del Estado Islámico (EI) usaban para transportar el petróleo que obtienen en las zonas que ocupan en Siria. Según informa el diario The New York times, que cita fuentes oficiales, 116 camiones fueron destruidos en los ataques, que tuvieron lugar cerca de Deir al Zur, en una zona siria controlada por EI, junto a la frontera con Irak.

El ataque pretendía, según el diario, acabar con una de las principales fuentes de financiación de este grupo radical islámico, según las fuentes. La incursión fue protagonizada por cuatro aviones A-10 y dos aeronaves tipo AC-130 que EE UU mantiene en una base en Turquía.

Las autoridades estadounidenses creen que EI puede obtener más de 40 millones de dólares mensuales gracias a la producción y exportación de petróleo en las áreas que controla en Siria e Irak, donde los yihadistas han proclamado un "Califato".
Estas ataques estadounidenses coinciden con los lanzados desde anoche por cazas franceses contra la ciudad de Raqa, uno de los feudos del grupos terrorista en Siria.