Foto que circuló falsamente
Foto de una sala de conciertos de Dublín que circuló durante horas en Internet como si se tratara del interior de la sala Bataclan. TWITTER LE MONDE

Desde los primeros momentos de los atentados de París, las redes sociales fueron un hervidero de información, no siempre fiable. A lo largo de la noche del viernes y de la mañana del sábado surgieron algunas historias que luego resultaron ser falsas. El diario Le Monde ha recogido algunas de las más compartidas.

Cuatro policías muertos: al principio, circuló el rumor de que cuatro agentes de policía habían muerto en el asalto a la sala de conciertos Bataclan. Sólo hubo un herido, en realidad.

Tiroteos en otros puntos: en los confusos primeros momentos del atentado se informó de tiroteos en puntos de París en los que luego no se produjeron ataques. Así, hubo rumores de disparos en Halles, en Belleville, en Trocadero o en la Plaza de la República.

Manifestación espontánea en Alemania: la misma noche del viernes, circularon tuits con fotos de una supuesta manfiestación en Alemania para mostrar la solidaridad de este país con los franceses. Era falsa. No hubo tal manfiestación. De hecho, las imágenes utilizadas eran del grupo xenófobo Pegida en una marcha en diciembre de 2014.

La foto del interior de Bataclan: Uno de los 'hoax' más repetidos es una foto que se difundió el viernes por la noche. Se 'vendió' como si hubiera sido hecha unos minutos antes de la entrada de los terroristas en la sala de conciertos. Es falsa. En realidad, es un concierto de Eagles of Death Metal, pero no en París, sino en Dublín.

El Empire State Building iluminado: otra de las fotos más repetidas el redes sociales fue la del Empire State Building de Nueva York iluminado con los colores de la bandera francesa: azul, blanco y rojo. En realidad, se trata de otro día. Además, también hubo tuits reflejando que la torre Eiffel apagaba sus luces en señal de duelo. En realidad, esto ocurre todas las noches.

Consejos contra los rumores falsos

  • Partir siempre de la base de que la información que ofrece en Internet un desconocido es falsa.
  • Fiarse de medios y periodistas reconocidos, pero ni siquiera esto es suficiente cuando se trata de casos como los de París. Hay que contrastar con más de uno.
  • Una foto no es una prueba en sí misma, sobre todo si parte de una fuente desonocida. Puede ser antigua, manipulada o descontextualizada.
  • Si una información es ofrecida por varios medios fiables, tiene muchas posibilidades de ser cierta.
  • Desconfiar de informaciones que muevan a la ansiedad del tipo: "No cojáis el metro, un amigo me ha dicho que a un amigo suyo la Policía le ha dicho que habrá más atentados" que circulan por mensajería móvil.