RAE
Página de la RAE con su último comunicado.

Más de cuarenta millones de veces al mes se consulta en Diccionario de la Real Academia Española (DRAE), cuya edición 23ª se puso a la venta en papel en octubre de 2014. Un año después, por fin se puede consultar todo su contenido en Internet, en su versión online.

Además, el director de la RAE Darío Villanueva ha anunciado hoy que la próxima edición de su obra estrella será digital. "Hasta ahora, el diccionario era un libro que se digitalizaba pero, a partir de ahora, será una obra digital desde el principio que luego se hará en papel", ha puntualizado Villanueva en el X Seminario Internacional de Lengua y Periodismo que se celebra en San Millán de la Cogolla, organizado por esta fundación y Fundéu.

El próximo diccionario será una obra digital que luego se hará en papel

La versión del diccionario que se  ha estrenado hoy en la web sustituye a la anterior de 2002 que "ha estado trece años al servicio de los hispanohablantes", explica. A partir de ahora, "se enriquecerá con los trabajos que ya estamos empezando" de la siguiente edición, para a que no habrá que "esperar 14 años" para acceder a las novedades.

Visitas de récord

El diccionario online de la RAE ha superado ya en 2015 los cuarenta millones de consultas que recibe de media al mes, de los cuales según Villanueva ya "más del cuarenta por ciento proceden de dispositivos móviles, tabletas y teléfonos".

El 21 de octubre se presentará de forma oficial la versión digital de la nueva edición del diccionario, en la que aparecen marcadas de forma especial las palabras que puedan resultar ofensivas o discriminatorias. Así sucede con la acepción de "gitano", que define esta palabra como "trapacero" (aquel "que con astucia, falsedades y mentiras procura engañar a alguien en un asunto"), que tantas protestas ha suscitado por parte de diferentes asociaciones de gitanos, partidarias de que esta definición fuera eliminada por "racista y humillante".

La Academia ya ha explicado en varias ocasiones por qué no suprime las acepciones o definiciones que puedan resultar ofensivas para determinados colectivos, y la razón es que son palabras que se usan, pero sí anunció que determinadas voces llevarán la marca de "ofensiva o discriminatoria", y así figura por ejemplo en la definición de gitano.