El juez Pedraz sostiene que los tuits de Zapata ya se oían en "la calle desde hace años"

  • "Algunos se imaginarán que aquella frase pueda producir dolor en las víctimas, otros no", explica el juez en el auto.
  • Compara la acusación con quién acusa a un carpintero por el adulterio cometido en la cama que fabricó.
El edil de Ahora Madrid Guillermo Zapata, a su llegada a la Audiencia Nacional para declarar ante el juez Santiago Pedraz como imputado por un delito de humillación a las víctimas del terrorismo.
El edil de Ahora Madrid Guillermo Zapata, a su llegada a la Audiencia Nacional para declarar ante el juez Santiago Pedraz como imputado por un delito de humillación a las víctimas del terrorismo.
Fernando Alvarado

El juez del Juzgado de Instrucción número Uno de Madrid, Santiago Pedraz, ha archivado este miércoles por segunda vez la causa contra el concejal madrileño Guillermo Zapata, con motivo de los tuits publicados en 2011.

Los tuits, reproducidos en el auto, decían: "Han tenido que cerrar el cementerio de las niñas de Alcaser para qe no vaya Irene Villa a por repuestos" y "¿Cómo meterías a 5 millones de judíos en un seiscientos?, en un cenicero", enmarcados en una conversación en Twitter sobre la libertad de expresión.

Zapata ha sido 'víctima' del "efecto mariposa"

El juez ha explicado que Zapata ha sido 'víctima' del "efecto mariposa" argumentando que "algunos se imaginarán que aquella frase pueda producir dolor en las víctimas, otros no. Pero no por habérselo imaginado tiene que se castigado penalmente".

Y pone un ejemplo típico para rebatir "el causalismo clásico (la causa de la causa es causa del mal causado)": "el caso de responsabilidad penal de aquel carpintero que construyó la cama donde se cometió un adulterio (era delito en aquella época). Desde luego que un carpintero se puede imaginar o representar como posible que en la cama que ha hecho se pueda cometer adulterio; pero no es serio; y la intención del carpintero no era ni principal ni secundariamente construir la cama para que se cometiera el adulterio.

En su argumentario, el juez afirma lo siguiente: "Teniendo en cuenta que publicó los tuits hace más de cuatro años, ¿acaso él sabía que iba a tener un cargo público, que alguien iba a “rebuscar” en su pasado “tuitero” y luego, por ser concejal, iba a tener la repercusión pública que ha tenido?".

Zapata, 'salvado' por el entrecomillado

El auto detalla que los polémicos tuits "vienen entrecomillados: no son una oración elaborada por el sr. Zapata, sino según manifestó son citas de expresiones que en su momento recordó de cuando era pequeño, en un debate sobre la libertad de expresión, oía en la calle hace tiempo. Ello es fácilmente constatable, pues si acudimos a Internet aparecen esas frases y se han repetido desde hace años: han estado en la “calle".

Por su parte, el concejal ha reiterado en su declaración que "No cree que iba a humillar a las víctimas. Son dos víctimas de dos momentos diferentes y su intención no era humillar a nadie. Es más se hubiera disculpado y hubiera expuesto cuál era su intención. La tarde aquella, cuando supo que Irene Villa había leído el tuit, inmediatamente le escribió y le pidió perdón".

En una declaración que ha estado en la misma línea que la rueda de prensa del 15 de junio, cuando tuvo que renunciar a la concejalía de Cultura por la polémica, ha afirmado que "la dignidad y memoria de las víctimas del terrorismo merecen especial protección. Es un asunto de Estado. Es una necesidad la de proteger ese dolor con todas las garantías".

Así, el juez considera que no ha habido dolo directo ni indirecto, y ordena por segunda vez archivar la causa.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento