El ex presidente del Gobierno José María Aznar advirtió este lunes del "increíble daño adicional" que causa a la "libertad" de todos los ciudadanos "la ocultación, la mentira y el doble lenguaje de quienes no son capaces de plantar cara al terrorismo con la determinación de derrotarlo".

En la inauguración de los cursos de verano de la Fundación FAES , que preside Aznar y que durante quince días se celebrará en la localidad madrileña de Navacerrada, el ex jefe del Gobierno, que no se refirió a ETA en ningún momento de su intervención, se refirió a la "perversión en el uso del lenguaje".

Esa manipulación sirve para denominar proceso de paz a la negociación política con unos terroristas

Aznar criticó que esa "manipulación" sirva, por ejemplo, para "denominar proceso de paz a la negociación política con unos terroristas".

"Es el perverso mecanismo que sirve para hablar de normalización política cuando se trabaja en la ruptura de la Constitución, el mismo que sirve para hablar de territorialidad cuando se planea la secesión. Es el vergonzoso método de ocultación de la realidad que consiste en presumir de una etérea paz futura mientras se entrega a plazos la libertad presente", agregó.

"Es el vergonzoso método de ocultación de la realidad que consiste en presumir de una etérea paz futura mientras se entrega a plazos la libertad presente", insistió José María Aznar.

El ex presidente del Gobierno aseguró que "contra esa mentira combatió Revel toda su vida, contra la mentira y contra la ceguera voluntaria de aquella parte de la sociedad que no se atreve a plantar cara a esa mentira".

El terrorismo, el mayor ataque contra las democracias 

Explicó que durante los quince días que durará el Campus FAES se hablará del "mayor ataque a la libertad que sufren hoy, a diario, las democracias", antes de añadir que en España se sabe muy bien "cuánto daño es capaz de hacer el terrorismo".

Explicó, en el curso "La democracia frente al terrorismo" que "intentaremos estudiar lo que hay que hacer para no formar parte de esos que Revel encuadraba en un 'cementerio de lucideces retrospectivas' porque no tuvieron el valor necesario de tomar decisiones a tiempo", añadió.