Rodrigo Rato
El exvicepresidente del Gobierno y ex director gerente del FMI, Rodrigo Rato, quien está siendo investigado como supuesto autor de delitos fiscales. Luca Piergiovanni

El portavoz de Interior de Izquierda Plural en el Congreso y diputado de IU,  Ricardo Sixto, ha registrado este lunes una solicitud de informes y documentación en el Congreso para recibir "copia de la documentación existente sobre los cerca de 400 tuits con supuestas amenazas a Rodrigo Rato, u otros informes, si los hubiera", sobre los que hizo referencia el ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz, en su comparecencia parlamentaria sobre la reunión con el expresidente de Bankia.

Sixto utiliza así las posibilidades reglamentarias que permite la Cámara Baja a los diputados para "conocer de primera mano y de la forma más concreta posible" uno de los principales argumentos utilizados por Jorge Fernández Díaz el viernes pasado para justificar la reunión que mantuvo en su despacho del ministerio con el ex vicepresidente del Gobierno del PP y ex máximo responsable de Bankia.

En aquella comparecencia, Fernández Díaz justificó la decisión de haber recibido personalmente a Rato en Interior porque había una "fundada" preocupación por la seguridad del exvicepresidente y citó como ejemplo más de 400 tuits amenazantes, aunque el expresidente de Bankia carece de cuenta en Twitter.

IU tiene "serias dudas" sobre las razones dadas por Fernández Díaz para justificar el encuentro Ricardo Sixto ya pidió entonces la "dimisión irrevocable" de Fernández Díaz, además de tachar como "lamentables y vergonzosas" las explicaciones que ofreció sobre esta polémica reunión. "Solamente la milonga que ha venido a contarnos sería suficiente para exigirle su dimisión como ministro del Interior", le dijo.

Para el portavoz de IU, no es creíble que la reunión se produjera para hablar únicamente de la "seguridad" de Rato, "como si el titular de Interior fuera el responsable de la seguridad de todas las personas que están sometidas a vigilancia en España".

Sixto, que expuso públicamente sus "serias dudas" sobre las razones dadas por Fernández Díaz para justificar este encuentro, cuestionó el hecho de que sea el ministro el que decida sobre las medidas de vigilancia concernientes a la seguridad de Rodrigo Rato, cuando habitualmente eso lo hacen técnicos de las fuerzas de seguridad.

Además, el portavoz parlamentario de Interior de IU mostró su "preocupación, que compartimos con la Guardia Civil" de que dicha reunión "interfiera" con los casos que está investigando el propio Cuerpo sobre los presuntos delitos cometidos por Rato.

Estrategia para salvar a Rato

El portavoz económico del PSOE en el Congreso, Pedro Saura, ha acusado este lunes al Gobierno de tener "una estrategia para salvar" al exvicepresidente Rato y ha añadido que la mejor manera de apostar por la regeneración democrática es tener "connivencia cero" con la corrupción.

En declaraciones a los medios de comunicación en el Congreso, Saura ha afirmado que "todos los españoles" saben que el Ejecutivo tiene una estrategia para salvar a Rato, que comenzó según Saura con la amnistía fiscal cuando el exvicepresidente habló con el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro.

El siguiente paso, de acuerdo con el relato de Saura, sucedió cuando la jefa de la Oficina Nacional de Lucha contra el Fraude "no quiso avalar y confirmar" el informe que habían hecho los técnicos. El socialista ha afirmado que el último episodio de esa estrategia sería la reunión de Rato con el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz.