El Plan Territorial de Protección Civil de Extremadura ha aumentado el número de dotaciones que trabajan para sofocar el incendio declarado en la comarca cacereña de Sierra de Gata, sumándose una nueva sección de la Unidad Militar de Emergencia (UME) y otra que se encuentra en previsión de viajar a la zona afectada por el fuego.

El incendio, que ha calcinado más de 5.000 hectáreas de alto valor ecológico y ha obligado a evacuar a unas 2.500 personas de las localidades de Acebo, Perales del Puerto y Hoyos, mantiene activado el nivel 2 de peligrosidad.

A las labores de extinción se han sumado tres efectivos terrestres y aéreos de la Junta de Andalucía y otros tantos de la Junta de Castilla y León. También se incorporan medios de Protección Civil procedentes de la localidad portuguesa de Castelo-Branco.

Estas nuevas unidades se suman a los 23 retenes del Plan INFOEX, varios equipos de la Brigada de Incendios Forestales (BRIF), y distintos medios aportados por las dos diputaciones extremeñas, según los datos facilitados por la Junta de Extremadura.

Mensaje de tranquilidad

Los técnicos del mando del INFOEX han transmitido un mensaje de "tranquilidad" a la población de Sierra de Gata y resaltan las "dificultades de extinción" que hay en la zona debido a las condiciones climatológicas, en especial por la intensidad del viento y la condensación de humo, los "peligrosos" accesos a las llamas y la "escasa" visibilidad.

El Ejecutivo extremeño ha destacado la "encomiable" labor de apoyo a los vecinos que siguen evacuados en Moraleja y Coria por parte de los numerosos efectivos de Cruz Roja Extremadura y de voluntarios de Protección Civil.

Consulta aquí más noticias de Badajoz.