Puerta de Brandemburgo
La Puerta de Brandemburgo en Berlín, Alemania. Maurizio Gambarini / EFE

El gobierno regional de la ciudad-estado de Berlín acordó este miércoles prohibir la mendicidad infantil o mendigar acompañado de menores de 14 años, actividades que estarán castigadas con una multa de hasta 500 euros.

El Ejecutivo berlinés aprobó la propuesta presentada por el responsable de Interior de la ciudad-estado, Frank Henkel, quien defendió la necesidad de penalizar a aquellos que "abusan" de los niños para mendigar y violan así el deber de garantizar el bienestar y la educación de los menores.

El objetivo es proteger a los menores

Según explicó el gabinete regional en un comunicado, la ordenanza tiene como objetivo proteger los derechos de los niños, evitar su explotación, proteger su salud y asegurar su escolarización.

Hasta este momento las ordenanzas municipales sólo permitían a las autoridades berlinesas actuar contra la mendicidad cuando quienes pedían presentaban un comportamiento "agresivo", ponían en peligro la seguridad o el orden público o cuando su ocupación del espacio público limitaba su uso por parte del resto de ciudadanos.

Hasta ahora la policía solo actuaba si los mendigos ocupaban espacio público o tenían comportamientos agresivos Clasificar la mendicidad acompañado de niños como una "infracción", explicó el gobierno regional, dará seguridad jurídica a los agentes de las fuerzas de seguridad.

Los niños que pidan solos en las calles podrán ser enviados por la policía a los servicios de protección de la infancia, encargados de decidir sobre futuras medidas.

El Ejecutivo aclaró que el término "mendigar" en la nueva normativa no incluye actividades que no suponen un peligro para el menor, como la recogida de fondos para una actividad escolar, Halloween o los tradicionales grupos de niños que cantan villancicos en Navidad y piden donativos. Una vez aprobada, la ordenanza se someterá a la ratificación del alcalde de la ciudad-estado.