La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, aseguró en declaraciones al diario alemán "Frankfurter Allgemeine Zeitung" que "La salida (del euro) de Grecia es una posibilidad".

Cuando los requisitos previos se cumplan, se podrá dar un poco de aire a los griegos

La entrevista, que se publicará este viernes íntegramente, tuvo lugar en el marco de la reunión de ministros de Finanzas del G7 que se celebra desde ayer y hasta mañana en Dresde y en la que participa también Lagarde.

Si Atenas acaba abandonando la moneda común, esto no será "un paseo", pero tampoco significará el final del euro, subrayó la directora gerente del FMI.

Además, volvió a recalcar que no cree que Grecia pueda alcanzar un acuerdo con sus acreedores en los próximos días, frente a lo que apuntó el primer ministro heleno, Alexis Tsipras, quien se mostró confiado en cerrar un trato para antes de este domingo.

"Es muy improbable que en los próximos días alcancemos una solución comprensiva", indicó.

Lagarde recordó que en las últimas semanas los negociadores se han sentido una y otra vez "desilusionados" por la postura de Atenas y señaló que aún queda, a su juicio, "mucho campo por arar".

La directora gerente del FMI agregó que los 7.200 millones de euros que Grecia aún no ha recibido del segundo rescate dependen de que Atenas presente una lista completa de reformas antes de finales de junio, cuando expira la última extensión del programa de ayuda financiera heleno.

"Cuando los requisitos previos se cumplan, los países del euro y el BCE (Banco Central Europeo) podrán dar un poco de aire a los griegos para respirar", explicó Lagarde.

Atenas debe afrontar en junio la devolución de 1.500 millones de euros de un crédito del FMI y muchos dudan de que pueda cumplir con sus compromisos financieros en los próximos meses.

Tsipras mantiene un teleconferencia con Merkel y Hollande

El primer ministro griego, Alexis Tsipras, mantuvo una teleconferencia con la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente francés, François Hollande, en el marco de las negociaciones para lograr un acuerdo entre Grecia y sus acreedores.

Fuentes del Ejecutivo heleno afirmaron que la comunicación duró una hora, pero no aportaron detalles sobre su contenido.

El portavoz del Gobierno griego, Gavriil Sakelaridis, aseguró que el objetivo del Ejecutivo es alcanzar "de aquí al domingo" un acuerdo con las instituciones -la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional (FMI)-.

Sakelaridis señaló que el "optimismo" del Ejecutivo "se apoya en el progreso efectuado" en las conversaciones con los acreedores.

El viceministro de Relaciones Económicas Internacionales y coordinador del equipo negociador griego, Euclidis Tsakalotos, aseguró hoy, en declaraciones al diario británico "The Guardian", que Grecia necesita que el acuerdo se tome al más alto nivel europeo.

Tsakalotos reiteró que el Gobierno no busca una solución a medio plazo para sus problemas financieros de cara a junio, cuando el país debe abonar 1.600 millones de euros en préstamos al FMI, sino que es partidario de un acuerdo global, y atribuyó a la acción del Fondo el hecho de que todavía no se haya alcanzado.

"El Fondo Monetario Internacional es muy, muy duro en todos los temas y no participa realmente en una discusión", afirmó.