El CETI de Melilla
Imagen de los alrededores del centro de extranjeros melillense. Ángel Calleja

Un tercio de las 1.509 personas acogidas en el Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) de Melilla son menores de edad, fundamentalmente niños de origen sirio, según datos facilitados este jueves por la oficina del Defensor del Pueblo.

En concreto, el CETI, cuya capacidad idónea es de 480 plazas, acoge a 530 niños que han llegado a la ciudad en compañía de sus familias, ya que, en el caso de tratarse de menores no acompañados, no estarían residiendo en este centro, sino en uno de menores tutelado por la Ciudad Autónoma.

La mayoría de los inmigrantes son de origen sirio y un tercio de las 1.509 personas acogidas son menoresLa mayoría de los inmigrantes que viven en estos momentos en el CETI son de origen sirio, ya que queda un número muy reducido de subsaharianos. El CETI fue uno de los lugares visitados por la Defensora del Pueblo, Soledad Becerril y el Adjunto Primero, Francisco Fernández Marugán, quienes viajaron el pasado martes a Melilla para analizar la situación de los inmigrantes.

La Defensora ha valorado el esfuerzo del personal del centro y la colaboración existente entre la Dirección General de la Policía y la Secretaría General de Inmigración y Emigración, lo que ha permitido agilizar las salidas de inmigrantes a la península, sobre todo, los grupos más vulnerables.

Asimismo, ambos visitaron la oficina de asilo ubicada en el puesto fronterizo de Beni Enzar, dónde destacaron la importancia de garantizar la identificación temprana de las personas con necesidad de protección internacional para garantizar su protección y evitar graves situaciones humanitarias.

Reclama que se respeten los derechos humanos

Durante su visita a las instalaciones, inauguradas en marzo, la Defensora ha insistido en que el control de los flujos migratorios y la necesidad de que las personas que deseen entrar en España lo hagan de manera legal y ordenada ha de ser necesariamente compatible con el respeto a los derechos humanos y a las obligaciones internacionales contraídas.

Para Becerril, que había solicitado en reiteradas ocasiones la creación de estas oficinas, las nuevas instalaciones mejoran el proceso de identificación de las personas que tienen necesidad de protección internacional, diferenciándolas de aquellas que intentan acceder de manera irregular a España.

La Defensora ha resaltado la actitud y comportamiento de los ciudadanos de Melilla y del personal del CETI, "que acogen y atienden a todas estas personas en circunstancias muy difíciles".

Consulta aquí más noticias de Melilla.