Los consejos de administración de la farmacéutica Zeltia y de su filial PharmaMar han aprobado este martes el proyecto de fusión inversa entre ambas compañías, según ha comunicado la matriz a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) a través de un hecho relevante.

Una vez aprobado por los órganos rectores de ambas compañías, este proyecto de fusión queda solo pendiente de su ratificación por parte de las respectivas juntas generales de accionistas.

Esta operación de fusión inversa, en la que Zeltia se convierte en la sociedad absorbida, tiene como finalidad aglutinar en una sola sociedad las capacidades de gestión del grupo en las fases de investigación, desarrollo, fabricación, comercialización y distribución de sus productos, según ha comunicado la compañía al organismo supervisor.

El objetivo fundamental de la fusión es hacer cotizar de forma directa el principal negocio del grupo, la oncología, además de aportar flexibilidad a la sociedad resultante para llevar a cabo las operaciones corporativas que puedan plantearse en el futuro, como la posible solicitud de cotización en el mercado de capitales americano, ha informado la compañía.

Con el objetivo de facilitar y simplificar el procedimiento de canje, así como de evitar la aparición de fracciones de acciones, el grupo ha decidido establecer una relación de canje uno a uno. Es decir, que cada acción de la PharmaMar será canjeada por una acción de Zeltia sin que exista ninguna compensación complementaria en dinero. Para que este tipo de canje se pueda llevar a cabo es necesario que, en el momento en el que este se produzca, el número de acciones en que se divida el capital social de PharmaMar sea igual al número de acciones en que se divida el capital social de Zeltia.

Tras la fusión, el resto de sociedades que integran el Grupo Zeltia quedarán bajo el dominio de la entidad absorbente, es decir, de PharmaMar, la sociedad que desarrolla el principal negocio estratégico de la compañía, la oncología.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.