Una dieta rica en vegetales, frutas y fibras y el ejercicio físico moderado contribuyen a prevenir al cáncer de colón, según se dio a conocer hoy con motivo de la llegada a Zaragoza de la II Campaña "Cáncer de Colon. Disminuya su riesgo", que consiste en la instalación de un consultorio móvil en la avenida María Zambrano, junto al centro comercial Grancasa, hasta el próximo miércoles 13 de junio.

La campaña está organizada por la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) y Merck Serono, la división de biotecnología de Merck Farma y Química y su objetivo es dar información para prevenir el cáncer de colon que se ha convertido en el tumor más frecuente, aunque se puede prevenir si se adoptaran unos hábitos de salud básicos, según informaron los promotores de esta iniciativa en un comunicado. Asimismo, precisaron que un 5 por ciento de los fallecimientos que produce cada año esta enfermedad se registra en Aragón y sólo 4 de cada 10 personas son capaces de citar un síntoma del cáncer de colon.

La primera medida que conviene adoptar para prevenir este cáncer consiste en mantener una alimentación sana, "algo lógico si se tiene en cuenta que este tumor está localizado en el aparato digestivo", subrayaron. "Después de atravesar los alimentos y el intestino delgado, donde los alimentos son digeridos, las sustancias degradadas llegan al intestino grueso", explicaron. Allí terminan de reabsorberse algunos elementos ingeridos y, sobre todo, el agua.

El cáncer de colon se ha convertido en el tumor más frecuente, aunque se puede prevenir si se adoptaran unos hábitos de salud básicos

En lo que se refiere a hábitos alimenticios, los especialistas insisten en que conviene evitar el consumo excesivo de carnes rojas y grasas de origen animal e incluir en la dieta los vegetales, frutas y fibra. Abusar de productos preparados o precocinados tampoco es recomendable. Otro de los hábitos recomendados para la prevención de esta patología es la práctica regular de ejercicio físico moderado. Caminar o subir escalones durante 20 minutos diarios como mínimo tres o cuatro días por semana puede ayudar a reducir el riesgo. La práctica de ejercicio ayuda, además, a combatir el sobrepeso, otro factor que también está relacionado con el desarrollo de este tipo de tumor.

Las personas que se acerquen al consultorio móvil de la II Campaña "Cáncer de Colon. Disminuya su riesgo" recibirán estos consejos por parte de personal sanitario cualificado. Además, podrán contemplar una pequeña exposición sobre esta enfermedad y sus características. Quienes lo deseen podrán realizar un test homologado por el Centro de Prevención del Cáncer de la Universidad de Harvard que permite determinar el nivel de riesgo de una persona mediante la valoración de sus hábitos dietéticos, la actividad física o la historia familiar.

Tras la realización de dicho test recibirán una serie de pautas de prevención personalizadas para reducir ese riesgo. Cada año se detectan en España unos 25.000 nuevos casos de cáncer colorrectal. Afortunadamente, las perspectivas de la persona a la que se diagnostica la enfermedad han mejorado mucho en los últimos años gracias a factores como la generalización de las colonoscopias completas en grupos de riesgo identificados --recomendables de forma generalizada a partir de los 50 años--.

Caminar o subir escalones durante 20 minutos diarios como mínimo tres o cuatro días por semana puede ayudar a reducir el riesgo

También por el diagnóstico precoz y la aparición de nuevos fármacos que están transformando el tratamiento de esta enfermedad. El diagnóstico precoz, por ejemplo, está permitiendo la curación del paciente en al menos el 80 por ciento de los casos. Las causas del cáncer colorrectal se desconocen, pero sí se sabe que hay una serie de factores de riesgo asociados a esta enfermedad, como la edad, una dieta rica en grasas y carnes rojas o el consumo de alcohol. Otros factores son haber sufrido pólipos o enfermedades inflamatorias intestinales de larga duración; tener antecedentes familiares; la vida sedentaria, y la obesidad.