La jueza dicta apertura de juicio oral por el crimen de Carrasco

  • Lo hace tras decretar el cierre de la instrucción del caso del asesinato de la presidenta de la Diputación y del PP de León.
  • De esta forma, el caso pasa del juzgado número 4 de León a la Audiencia Provincial de dicha ciudad, donde se celebrará el juicio.
  • Carrasco murío tras recibir tres disparos tras lo cual la policia detuvo a María Montserrat González, su hija y una agente de policia local.
  • A partir de ahora se conformará el jurado popular que determinará el grado de implicación de cada una de las tres acusadas.
Las tres imputadas por la muerte de Isabel Carrasco llegan en un furgón a los juzgados de León.
Las tres imputadas por la muerte de Isabel Carrasco llegan en un furgón a los juzgados de León.
J. CASARES / EFE

La titular del juzgado número 4 de León, Sonia González, ha dictado el cierre de la instrucción del caso del asesinato de la presidenta de la Diputación y del PP de León, Isabel Carrasco, así como la apertura de juicio oral, que previsiblemente se celebrará el próximo otoño en la Audiencia Provincial de León, donde, según informaron a EFE fuentes judiciales, se trasladará el caso.

A partir de ahora se comenzará a conformar el jurado popular que determinará el grado de implicación de María Montserrat González, autora confesa de los disparos que acabaron con la vida de la dirigente leonesa; Montserrat Triana Martínez, la hija de esta; y Raquel Gago, la agente de policía local que entregó el arma homicida en la comisaría.

Junto con el auto de la apertura de juicio oral, la jueza emitió otros dos. En el primero de ellos se negaba la libertad provisional para Montserrat Triana Martínez por considerar que había riesgo de fuga debido a su implicación, mientras que en el segundo desechó anular las declaraciones de la asesina confesa y de su hija en el momento de la detención por considerar que no ocurrió nada irregular y que no pudieron verse engañadas al declarar por la vinculación que ambas tienen con la práctica judicial.

Tanto la Fiscalía como las acusaciones particulares han solicitado una pena de 23 años de prisión para cada una de las tres acusadas por el crimen ocurrido el pasado 12 de mayo. Así mismo mantiene que se trata de un delito de asesinato y no de homicidio, al que habría que sumarle el de tenencia ilícita de armas.

La representación de Loreto Martínez Carrasco, hija de la fallecida, pide a mayores una indemnización de 150.000 euros para ella y la misma cantidad para Jesús López Brea, pareja sentimental de Carrasco; una cifra que deberán pagar solidariamente entre las tres acusadas en concepto de responsabilidad civil. Por su parte, el PP reclama una indemnización de 100.000 euros para el partido.

Más de 60 testigos y peritos para la vista oral

La Fiscalía, que llamará a declarar en la vista oral a más de 60 testigos y peritos, mantiene la imputación de la policía local y afirma que conocía los planes homicidas de Montserrat González y de su hija para acabar con la vida de Carrasco.

María Montserrat González y su hija permanecen ingresadas en la cárcel de Mansilla de las Mulas, mientras que Raquel Gago recobró la libertad el pasado 29 de enero después de que la Audiencia provincial así lo decretase bajo fianza de 10.000 euros, revocando la decisión de la magistrada que ha instruido las diligencias. Hasta en tres ocasiones había rechazado la magistrada la solicitud de libertad provisional solicitada por su abogado, Fermín Guerrero.

Gago fue encarcelada tras entregar en Comisaría el arma que acabó con la vida de Isabel Carrasco y ofrecer unas explicaciones confusas sobre cómo había llegado a su poder.

Tres disparos movidos por el odio

Isabel Carrasco murió tras recibir tres disparos el pasado 12 de mayo cuando atravesaba una pasarela peatonal sobre el río Bernesga para dirigirse a la sede del PP en el Paseo de Salamanca. La Policía detuvo veinte minutos después a María Montserrat González y a su hija, Monserrat Triana Martínez como supuestas autoras. Y 48 horas después, ingresó en prisión Raquel Gago.

María Montserrat González confesó ser la autora de los disparos y que había actuado movida por el odio, ya que responsabilizaba a Isabel Carrasco del despido de su hija de la Diputación y de cercenar su carrera política en el PP.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento