Alberto Garzón
Alberto Garzón, líder de Izquierda Unida, en una parada de autobús junto al Congreso de los Diputados. JORGE PARÍS

El líder de IU, Alberto Garzón, muestra su lado más personal y sus aficiones: defiende la enseñanza pública —en la que ha desarrollado toda su formación—, la declaración de la renta le sale a pagar y es un gran aficionado a la lectura, sobre todo ensayos "que no son para leer en el autobús".

¿Vive de alquiler?
De alquiler, con mi novia y con mi hermano.

¿Se formó en la enseñanza pública o en la privada?
Pública. El colegio, instituto, universidad, el master...  todo en público.

¿No tiene hipoteca?
No tengo hipoteca ni propiedades.

¿Y alguna intención de tener hipoteca?
No, absolutamente ninguna. Yo soy de los que creen que hay que crear un espacio público de alquiler.

Por su edad imagino que no tiene plan de pensiones
No tengo plan de pensiones. Tengo una renuncia al plan de pensiones que nos iba a dar el Congreso y al que renunciamos.

No tengo plan de pensiones ni lo tendré jamás

¿Y lo tendrá algún día, privado?
No, privado jamás. Creo que hay que tener principios y valores. Tuve un fondo de inversión como consecuencia de una decisión de mi madre, cuando yo todavía era un estudiante de la universidad. Y en cuanto tuve capacidad lo di de baja.

¿Cuál es el sueldo más alto que ha tenido?
Este, evidentemente, el del Congreso de Diputados. Son 4.500 euros netos. Después del pago de impuestos y después de las donaciones, me quedo con unos 2.000 euros al mes.

¿Ha estado alguna vez en el paro?
He estado en el paro, pero inscrito no, nunca, porque cuando terminé la carrera he estado trabajando de profesor en la Universidad de Málaga, después estuve con varios proyectos de investigación en el Instituto de Comercio Exterior, ICEX, mientras estudiaba el postgrado, y después estuve unos meses que me iba a inscribir al paro, pero no lo hice y pronto salió un proyecto de profesor en la Universidad Pablo de Olavide, de Sevilla.

Y si no ha estado inscrito en el paro, ¿nunca ha cobrado una prestación?
No, nunca he cobrado una prestación.

¿Qué le da la declaración de la renta? ¿A devolver?
Pues no, me da a pagar. Pero hay que hacer una apreciación. No significa que los que le dé a devolver sean ricos o pobres, sino que sencillamente se han subido mucho el porcentaje del IRPF. Yo todavía no me lo he subido lo suficiente, por eso me da después a pagar.

Me veo como clase trabajadora ocupando ahora un rol institucional

¿Qué hábitos de consumo privado digamos tiene, libros, discos?
Pues soy de libros, absolutamente.  

¿Qué lee y qué no lee?
Soy muy poco de literatura. Soy más de ensayo, y más de ensayo duro. De libros de economía y libros de filosofía política y libros digamos que no son para leer en un autobús.

¿Qué otras cosas consume y qué cosas no consumirá nunca, o no consume?
Me encanta estar con mis amigos tomando cervecitas en la calle, y cuando hacemos alguna quedada en casa es una botella de vino, una copa de vino. Y luego, juego de mesa, que soy también en ese sentido, con buena connotación, un poco friki; porque jugamos al Risk, jugamos incluso a la Play. Pero siempre de forma colectiva como algo sociable. Y como cosas que no consumiría, nunca consumiría drogas, digamos que no sea el alcohol del vino o de la cerveza. Siempre he estado radicalmente en contra, nunca he probado ni siquiera un porro y creo que es muy perjudicial, porque sí que he visto a mucha gente que ha perdido su capacidad crítica por dejarse llevar por las drogas.

¿Cómo se ve a sí mismo: clase media, media baja, media alta?
Yo me veo como clase trabajadora, lo que pasa que ocupando ahora mismo un rol institucional, que no creo que las instituciones sean fundamentalmente una clase trabajadora. Mi padre es profesor de secundaria, mi madre era farmacéutica sin trabajo, y yo pude acceder a la universidad por ese esfuerzo extraordinario. Si ahora mismo yo me quedara en el paro, pues dependería de la formación que he tenido y de mis habilidades para buscarme un trabajo y necesitaría que alguien me contratara.

¿Es usted religioso?
No.

El papa se está acercando al cristianismo de base, nada que ver con lo que ha sido la Iglesia

¿Qué piensa del papa actual?
Creo que está dejando a Rouco Varela en la extrema derecha. Creo que el papa está en una operación que probablemente sea sincera de acercamiento a lo que es un cristianismo de base, que no ha tenido nada que ver con lo que ha sido la Iglesia y la jerarquía eclesiástica.

¿Dice que probablemente sea sincero porque ahí no hay marketing?
Igual hay un poco de marketing. Yo soy de los que piensan que es muy difícil cambiar un papa prácticamente de extrema derecha por un papa bastante sociable en dos días sin que la estructura haya cambiado. Ahí habrá mucha resistencia de política interna del Vaticano. Pero sí que es verdad que el cristianismo de base, con el que nosotros mantenemos buena relación y tenemos muchas organizaciones de esa naturaleza en Izquierda Unida, es un cristianismo que es fundamentalmente de izquierdas.