En respuesta a las enormes críticas que el presidente venezolano, Hugo Chávez, está recibiendo por no renovar la licencia de la cadena de televisión RCTV; miles de seguidores del presidente llenaron este sábado las calles de la capital con el color rojo, el color del régimen, como bandera.

A gritos de "Viva Chávez" o "Patria o muerte", los manifestantes apoyaron incondicionalmente la decisión del cierre de la cadena ya que la consideran muchos ciudadanos responsable del golpe de estado de 2002 que echó del poder a Chávez durante dos días. Así comenzó una "gran marcha nacional antiimperialista" con el lema "la libertad de expresión ahora es de todos".

Chávez argumentó el cierre al considerar a la cadena como "golpista".

En la marcha participaron gremios de trabajadores, profesionales y estudiantes de todas las regiones del país, según fuentes de los organizadores de la manifestación, y culminó en la céntrica avenida Bolívar.

La cadena privada, la más antigua del país con 53 años, cesó sus transmisiones en señal abierta el pasado domingo a la medianoche cuando venció su última concesión, de 20 años, que el gobierno no renovó con varios argumentos, entre ellos que esa televisión era "golpista".

Incidentes

El lunes pasado, las manifestaciones estudiantiles , contrarios a la medida tomada contra la emisora, desencadenaron incidentes y violencia callejera, que se saldaron con una treintena de heridos y casi doscientos detenidos.