Vivienda en venta
El cartel de "Se vende" en la fachada de un edificio de Córdoba. CH. LIZARRALDE

La recaudación municipal por el impuesto de la plusvalía sigue al alza este año y vuelve a batir récords de ingresos para las arcas del Ayuntamiento de Zaragoza. Y todo ello a pesar del bajón registrado por el sector del ladrillo y el estancamiento de las compraventas de pisos.

La plusvalía, impuesto que se paga en las ventas o transmisiones de viviendas por la diferencia en el incremento del valor del inmueble, supone ya este año casi 11,8 millones de euros recaudados solo en los tres primeros meses de 2015, entre el 1 de enero y el 5 de marzo.

Los ingresos por plusvalía ya superan a los del impuesto de circulación o el de actividades económicasEs un 30% más de los casi 9 millones que llevaba ingresados el Ayuntamiento entre enero y finales de marzo del año pasado; y eso que al final de 2014 la recaudación se disparó por encima de 57 millones de euros. A este ritmo, a finales de este año las arcas municipales podrían haber ingresado casi 70 millones de euros, frente a los 44 millones presupuestados en las cuentas de 2015.

El Ayuntamiento de Zaragoza ya recauda más por este impuesto de lo que se hace, por ejemplo, con el de circulación (31 millones previstos este año),  el de actividades económicas (27,9 millones) o la tasa de agua potable (30 millones). Si este año llega a los 70 millones equivaldrá a la mitad del IBI, el impuesto que más dinero reporta al Consistorio.

El subidón en la recaudación por la plusvalía tiene su origen en la revisión del Catastro que Zaragoza puso en marcha hace dos años tras haberla demorado desde 2007, y que disparó los valores de los pisos de golpe. A la vez, en 2012 finalizó la obligación de los Ayuntamientos de bonificar este impuesto, algo que el Consistorio dejó de hacer también de forma inmediata.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.