Universitarios
Aula de universtiarios. EFE

Las universidades públicas andaluzas cuentan este curso 2014-2015 con más de 213.800 estudiantes matriculados.

De ellos, más de 35.800 (un 16,7%) han optado por fraccionar el pago de su matrícula en cinco plazos, una iniciativa puesta en marcha este curso por la Junta de Andalucía.

Charo F. (Hispalense) es una de estas estudiantes. "Somos tres hermanos y los tres estamos estudiando. Lo hablamos en casa y optamos por solicitar el pago en cinco plazos para poder afrontar con más tranquilidad los gastos", explica a 20minutos.es.

Optamos por solicitar el pago en cinco plazos para poder afrontar con más tranquilidad los gastos" Pero es que las cifras suben a 41.000 al sumar a los de cinco plazos los acogidos a cuatro cuotas o a más de cinco. Y es que en la Universidad de Almería (UAL), por ejemplo, también hay dos casos en los que se fracciona el pago en ocho plazos, otros dos en diez y cinco en 11.

Pago único

No obstante, la mayoría de los más de 213.800 matriculados se decanta por el pago único o por dos o tres plazos como máximo, según los datos facilitados por las distintas universidades púbicas.

La Hispalense (Sevilla) es la que cuenta con más alumnos acogidos a los cinco plazos: casi el 51% de sus matriculados. Y es que la Universidad  de Sevilla ha facilitado esa opción "a todos los que la solicitaron", aseguran a 20minutos.es fuentes de la entidad.

Mientras, en Granada y Málaga, ese porcentaje solo es del 2,2 y el 3%, respectivamente. Y en Córdoba no pasa del 0,3%.

  • Córdoba. Hay unos 16.000 estudiantes. Solo 60 han optado por el fraccionamiento de la matrícula en cinco cuotas.
  • Granada. De los 57.000 matriculados, 1.257 se han decantado por esta opción.
  • Málaga. Hay 35.207 matriculados. La inmensa mayoría (25.667) ha pagado la matrícula de una vez. Otros 8.467 lo ha hecho en dos cuotas. Y 1.073 han pedido cinco plazos.
  • Sevilla. 30.663 estudiantes  de los 60.132 matriculados se han acogido a los cinco plazos.

Por su parte, el Sindicato de Estudiantes mantiene que este nuevo modelo de pago de matrícula es positivo, puesto que "ayuda a amortiguar los gastos a los aquellos estudiantes que se han quedado sin beca o que la reciben, pero a finales de curso".

Sin embargo, mantiene que "si la Junta quiere defender de verdad la calidad de la enseñanza pública, no debe aceptar ninguna medida que suponga recortes".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.