Rosa Díez
Rosa Díez, dirigente de UPyD, durante la reunión del Consejo Político extraordinario. JuanJo Martín / EFE

La líder de UPyD, Rosa Díez, ha pedido perdón por no haber hecho autocrítica en la rueda de prensa posterior al desastre de Andalucía, que sí cree "necesaria", pero no se plantea su dimisión porque la considera el "mayor daño" que se le puede hacer al partido ahora.

Lo ha dicho en su intervención en el Consejo Político extraordinario, según han señalado fuentes presentes en el cónclave, en el que se votará una resolución de la dirección para posponer hasta después de las elecciones de mayo la estrategia del partido.

Díez asegura que sería dañino dimitir para la supervivencia de UPyD a dos meses de las municipales y autonómicas Según estas fuentes, Rosa Díez ha dicho que "lo más fácil" sería dejar ahora del cargo y no tiene duda de que algunos de los que la quieren matar le harían "un funeral de lujo", en alusión a los diputados Toni Cantó, Irene Lozano o Álvaro Anchuelo, entre otros, que han pedido su dimisión tras el fracaso electoral en Andalucía.

Pero para la supervivencia de UPyD, según ha dicho, sería muy dañino cuando quedan dos meses para las elecciones municipales y autonómicas.

También ha afirmado que lo que tiene que hacer el partido es comunicar bien el mensaje a los electores y "no intentar que nos quieran los que nunca nos han querido, los que nunca nos dan portadas", en su recurrente ataque a los medios de comunicación.

Están presentes en este cónclave decisivo 130 miembros de los 143 que integran ahora el Consejo Político tras las últimas dimisiones, entre ellas las de los diputados Irene Lozano y Álvaro Anchuelo, y los dirigentes David Andina y Rodrigo Tena.

La líder de UPyD ha hecho recuento de algunas de sus críticas a Ciudadanos, partido con el que se opone radicalmente a pactar frente a la opinión de los críticos y ha dicho que UPyD no nació hace algo más de siete años "para hacer un chiringuito grande" sino para cambiar el país. "Creamos un partido para Dinamarca, pero en España", ha añadido.