Al menos dos españoles han muerto en el ataque terrorista perpetrado este miércoles en Túnez, según ha confirmado el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, en rueda de prensa para informar de lo ocurrido en el país magrebí. Aunque en un principio fuentes diplomáticas habían informado que también había varios heridos españoles, el ministro ha negado este punto.

Los dos españoles muertos en el atentado son un matrimonio jubilado de Barcelona, según fuentes consultadas por Europa Press. Se trata del matrimonio formado por Antoni Cirera Pérez y Dolores Sánchez Rami.

El Ministerio español de Asuntos Exteriores ha activado el protocolo de emergencias consulares ante el atentado. Fuentes diplomáticas han informado que la Embajada en Túnez está trabajando en este asunto. Según ha informado el ministro Margallo, este miércoles llegaron a Túnez hasta 90 españoles en dos cruceros.

Exteriores no quiso facilitar la identidad de los dos fallecidos. Preguntado por si los fallecidos eran turistas que viajaban en los citados buques, Margallo ha respondido: "Entiendo que formaban parte".

Al parecer, varios ciudadanos españoles quedaron en manos de los terroristas durante las seis largas horas que duró el ataque. Esos españoles, que ya reciben asistencia consular, formaban parte de un grupo de hispanohablantes que realizaban un crucero por el mar Mediterráneo. En el citado grupo había diez mexicanos, cuatro argentinos, cuatro colombianos, cuatro brasileños y el resto eran españoles, informó el guía del grupo, Wasel Busid.

Según Busid, al salir del autobús un joven de unos 22 años abrió fuego con una metralleta y mató a siete personas antes de que sus compañeros retuvieran a los demás como rehenes y se atrincheraran en el jardín que une el Museo del Bardo y el Parlamento.

El Gobierno ha condenado en los términos más enérgicos el "cobarde" atentado terrorista en Túnez y ha trasladado sus condolencias a todas las víctimas. "España ha recibido con horror e indignación la noticia del ataque terrorista perpetrado en Túnez", afirma el Ejecutivo a través de un comunicado del Ministerio de Exteriores.

El primer ministro de Túnez, Habid Essid, había confirmado previamente que entre las 22 personas que han perdido la vida en el atentado terrorista figuran 17 turistas de nacionalidad española, italiana, polaca, alemana, colombiana, brasileña y sudafricana. Confirmó también que hay 32 personas heridas.

Es un cobarde atentado En una declaración a la nación, ha condenado el "cobarde atentado" y ha prometido que el Gobierno trabajará "sin descanso" contra el terrorismo.

Además de los 17 turistas, también han perdido la vida un policía y una empleada de la limpieza del Museo del Bardo.

Los terroristas, dos de ellos abatidos por las fuerzas de seguridad, intentaron asaltar el Parlamento y luego se atrincheraron con varios rehenes en el cercano Museo del Bardo, uno de los más importantes del país, informó el ministerio de Interior tunecino. Se trata del peor atentado sufrido por Túnez desde que 2002, cuando una veintena de turistas alemanes perdieron la vida en un ataque similar en la isla de Djerba.