Efectivos de la Guardia Civil han detenido este jueves en Collado Villalba (Madrid) a Miguel R, líder de  una secta cuyo núcleo estaba hasta ahora afincado Pontevedra, según han confirmado fuentes de la Benemérita a diversos medios de comunicación. También se ha detenido a una mujer, considerada la mano derecha del líder de la Orden y que se hacía pasar por monja, según han precisado fuentes de la investigación consultadas.

La detención se habría producido en el municipio de Collado Villalba. La actuación de la Guardia Civil estaría relacionada con una secta de carácter religioso que había sido desmantelada hace unas semanas en la Comunidad gallega.

Según ha informado 'Infovaticana', la Guardia Civil ha registrado la vivienda en Villalba de Miguel R., fundador de la llamada Orden y Mandato de San Miguel Arcángel, organización que fue intervenida por el Obispado de Tui-Vigo tras hacerse públicas acusaciones a su fundador por supuestos abusos sexuales, delitos fiscales y otras irregularidades.

Confían en que su denuncia "ha llegado a oídos del Papa" y advierten de que esta "secta" tiene el respaldo de algunos sacerdotes.

La secta mantiene bajo su influencia a  menores de edadUn grupo de familiares de miembros de la llamada Orden y Mandato de San Miguel Arcángel denunciaron este miércoles que esta "secta" mantiene bajo su influencia a sus hijos y nietos menores de edad, y han alertado de que continúan con su labor de captación de adeptos, ahora en Madrid.

En una rueda de prensa, portavoces de ocho familias han alertado de que, tras la intervención de la asociación, que operaba desde Santa María de Oia (Pontevedra), y la expulsión de su fundador, por parte de las autoridades eclesiásticas, el núcleo duro de esta organización se ha trasladado a Madrid, y tiene presencia en Collado Villalba y El Escorial.

'La Voz de Serviam'

Entre esas personas, de 30 a 40, están sus hijos y nietos, que han sido "aislados" de sus familias, y cuya voluntad ha sido "anulada", en beneficio de los delirios de un líder que dirige una organización (ahora bajo la denominación de 'La voz de Serviam') "con características de secta destructiva".

Las familias ya advirtieron de que esta "secta" pervive en la Comunidad de Madrid, e incluso cuenta con el respaldo de algunos sacerdotes, como Ignacio Oriol, lo que hace creer a las jóvenes "atrapadas" que permanecen en el seno de la Iglesia y que serán ordenadas monjas.

Las familias de las víctimas también relataron que, en las instalaciones de la Orden en Oia, se cometían abusos sexuales, que Miguel R. mantenía relaciones con las jóvenes, a las que aseguraba que, "a través de su semen les transmitía el cuerpo de Cristo". "Disfrazaba sus tocamientos de limpiezas espirituales", ha denunciado, y ha añadido que, además de esos abusos, también "humillaba, abroncaba y vejaba" a los 'miguelianos' delante de otros miembros de la organización.

A través de su semen les transmitía el cuerpo de Cristo

Rosendo, que se hacía acompañar en todo momento por dos pseudomonjas, a las que denominaba 'bastones', impedía que los miembros de la Orden cobrasen por los numerosos trabajos que realizaban (acompañamiento de enfermos, obras de mantenimiento en dependencias religiosas, festivales con fines benéficos,...), aunque las familias han asegurado que recogían "muchos sobres" con dinero destinado, supuestamente, "a las hermanas".

"Todo ese dinero pasaba por manos de Miguel, que lo tenía que bendecir, pero luego no se sabe a dónde iba", ha indicado uno de los jóvenes que trabajó en esta comunidad, quien ha subrayado que, además de posibles delitos de índole sexual, Rosendo "dirige un entramado de estafa y tráfico de influencias" .

Malvivían en chabolas

A ese respecto, los integrantes que se apartaron de este grupo comenzaron a tener "dudas" cuando advirtieron de que muchos miembros de la comunidad malvivían en chabolas, había problemas de suministro, etc., mientras que el patrimonio del fundador no dejaba de crecer. Así, han relatado que había tres cajas fuertes en la 'Casa Madre' de Oia, que no dejaban de llegar camiones con suministros de todo tipo, donaciones, sobres con dinero, e incluso regalos para Rosendo, como dos motos de agua.

Los afectados describen al fundador de la Orden y Mandato de San Miguel como un "fabulador" y "manipulador", que empezó su tarea de captación desde varias "consultas-herbolario" en Vigo y que creó una organización al servicio de su lucro "personal". Entre los "delirios" que le atribuyen, está el de autoproclamarse la reencarnación del arcángel San Miguel, asegurar que murió y resucitó a la edad de dos años, decir que fue restaurador de castillos o portero del Paris Saint Germain.

Consulta aquí más noticias de Madrid.