Resistencia Galega
Cartel con una llamada a un acto independentista en Galicia. ARCHIVO

La Audiencia Nacional ha condenado a 11 años de cárcel a Héctor José Naya y a sendas penas de 3 años a Xurxo Rodríguez y a Diego Santín por la colocación en agosto de 2012 de tres artefactos explosivos en unas instalaciones de radio y televisión en el monte Sampaio, en Vigo, uno de los cuales explotó causando desperfectos.

La sección primera de la Sala de lo Penal considera probada en su sentencia la participación de los tres en estos hechos que atribuye a Resistencia Galega, aunque uno de los magistrados, Ramón Sáez Valcárcel, ha emitido un voto discrepante con la condena a Naya por considerar insuficientes los elementos de prueba contra él.

A Héctor José Naya, la Sala le impone once años de cárcel por participación en organización terrorista y por la colación de artefactos explosivos, mientras que a Xurxo Rodríguez, al estar ya condenado por integración solo le impone tres años como autor material de la colocación de los artefactos y a Diego Santín otros tres años por colaboración con Resistencia Galega.

Los condenados viendo que el atentado no había tenido repercusión decidieron enviar un comunicado a distintos medios Para condenar a los tres, los dos magistrados que suscriben la sentencia -Javier Martínez Lázaro y Nicolás Poveda- se basan en las declaraciones inculpatorias de Diego Santín y Xurxo Rodríguez, quien en el juicio reconoció haber recibido la orden de la organización de realizar atentados mediante explosivos contra instalaciones a elegir por él.

Su relato, corroborado por las vigilancias policiales y documentos intervenidos a los acusados, permite, según la sentencia, "deducir en la más simple lógica humana la intervención de Héctor en términos de colaboración", ya que esas pruebas le sitúan en el interior del coche con el que se trasladaron él y Xurxo al monte Sampaio para colocar los explosivos.

En cuanto a Santín, sus declaraciones inculpatorias, se ven reforzadas por fotografías que le fueron tomadas en los establecimientos en los que adquirieron la gasolina y la mecha para esas acciones "y la vigilancia que determina la entrega de la gasolina" en la casa de Xurxo.

Así, el relato de hechos probados establece que, a finales de julio de 2012, Xurxo Rodríguez recibió instrucciones para atentar en instalaciones con antenas de radio y de televisión y le propuso a Héctor José Naya que colaborara con él en la colocación de artefactos en las antenas instaladas en el Monte Sampaio.

A tal fin, Xurxo pidió a su amigo Diego Santín que se encargara de la compra del material explosivo y éste se lo entregó entre el 2 y el 3 de agosto, además de dejarle su vehículo, un Citröen Saxo, para desplazarse hasta el monte Sampaio.

El 3 de agosto, Xurxo dejó aparcado ese vehículo en las proximidades del domicilio de Héctor para después conducirlo hasta el monte con Xurxo y colocar los artefactos que finalmente no detonaron.

Ante ese fallo, confeccionaron un nuevo artefacto que esta vez estalló causando daños valorados en 11.197 euros y "ante la ausencia de noticias dando cuenta de la explosión", Diego Santín remitió a través de internet a diversos medios gallegos un comunicado escrito por Xurxo reivindicando el atentado.

Días después, el 4 de septiembre, Xurxo y Héctor viajaron a la localidad de Moaña y se dirigieron a la calle en la que se ubica la sede del PP "con la finalidad de llevar a cabo un atentado", lo que para el tribunal, a excepción de Sáez Valcárcel, refuerza las pruebas de la implicación de ambos en los fines terroristas de Resistencia Galega.

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.