El Consejo del Poder Judicial ha sacado a concurso 41 plazas judiciales que están ocupadas por jueces en comisión de servicios, entre ellas la del juez Pablo Ruz en la Audiencia Nacional, a quien en todo caso mantendrá al frente de sumarios como los papeles de Bárcenas o Gürtel al menos hasta marzo.

El acuerdo del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) apunta además que, una vez se haya adjudicado el concurso por las plazas pero antes de la toma de posesión de los nuevos titulares, los jueces afectados -entre ellos Ruz- podrán pedir una nueva comisión de servicio en calidad de refuerzo por varios meses para terminar la instrucción de determinados casos.

En el caso de Ruz, si pide una nueva prórroga la Sala de Gobierno de la Audiencia Nacional, debería informar sobre su solicitud y, de ser favorable su posición, él seguiría al frente de los casos que pidiera mantener en sus manos hasta terminar la instrucción de los mismos, los cuales podrían ser por ejemplo Gürtel o los papeles de Bárcenas.

"A los efectos de no provocar una alteración seria en la tramitación de procedimientos en curso seguidos en estos órganos judiciales, siempre que sean de especial relevancia o complejidad y se pudiera perturbar su pronta conclusión, la Comisión Permanente podrá, a petición del comisionado y oída la Sala de Gobierno respectiva, acordar comisión de servicio en calidad de refuerzo para la conclusión de los referidos procedimientos", dice literalmente el acuerdo aprobado.

Este acuerdo ha sido aprobado por 4 votos a favor y uno en contra en la reunión celebrada este martes por la Comisión Permanente, la única que integra a los vocales con dedicación plena, y no en el pleno del CGPJ, tal y como habían solicitado siete vocales que no figuran en la citada comisión, cuya petición ha desestimado en la práctica el presidente del CGPJ, Carlos Lesmes.

La vocal progresista Mar Cabrejas, propuesta por el PSOE, ha votado a favor del acuerdo junto a los conservadores Carlos Lesmes, Gerardo Tristán y Juan Manuel Fernández, mientras que el también progresista Álvaro Cuesta lo ha hecho en contra.

El juez Ruz lleva en situación de comisión de servicios desde el 24 de junio de 2010 El juez Ruz lleva en situación de comisión de servicios en el Juzgado Central de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional desde el 24 de junio de 2010 y se han acordado para mantenerle allí, por parte del CGPJ, un total de nueve prórrogas de seis meses. En este mes de diciembre se podría haber adoptado para él la última prórroga de su comisión de servicios (de no haber salido ésta a concurso), una decisión que le hubiera mantenido como máximo hasta junio de 2015, un período bastante similar al que finalmente quedará a su disposición con la decisión adoptada. Ruz llegó para sustituir a su titular, el magistrado Miguel Carmona Ruano, que estaba de vocal a propuesta del PSOE en el Consejo del Poder Judicial, puesto que dejó en septiembre de 2013. Carmona está de enlace en Londres para "mejorar la cooperación judicial" con Gran Bretaña.

El concurso afecta a 41 plazas judiciales que están ocupadas por jueces en comisión de servicios porque sus titulares están en situación de servicios especiales. Este es el caso de Ruz. De este modo, la convocatoria del concurso sacará a Ruz del juzgado donde instruye casos de gran importancia sobre la corrupción. Cuando acabe, Ruz tendrá que volver a su destino oficial: el juzgado número 4 de Móstoles. A sus 38 años, y tras ser juez estrella de la Audiencia, pasaría a un puesto menos relevante y más discreto.

La posibilidad de que Ruz tuviera que abandonar el juzgado de la Audiencia Nacional antes de la conclusión de sus investigaciones había suscitado cierta polémica al interpretarse que la salida del juez estaba vinculada a las causas en las que investiga diversas tramas de corrupción en el entorno del PP.

De hecho, el asunto estuvo a punto de ser incluido en dos reuniones anteriores de la citada comisión pero se cayó en el último momento de las previsiones (una decisión que depende en último término del presidente Carlos Lesmes ante la falta de consenso y para buscar una fórmula que no tuviera coste para la institución, según han informado varios vocales). El "macroconcurso" aprobado por el CGPJ incluye también 265 plazas de nueva creación aprobadas recientemente por el Consejo de Ministros y otras 58 corresponden a vacantes del último concurso de traslado y las producidas por nombramientos, jubilación y fallecimiento, además de las 41 plazas de los magistrados en servicios especiales.

Reacciones

La diputada del PSOE Rosa Aguilar ha acusado al Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) de haber actuado como "una prolongación del brazo del Gobierno del PP" al haber contribuido a su "estrategia" de "cortar las alas" al juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz.

El Gobierno, según la diputada socialista, "se ha salido con la suya" y a Ruz "le han cortado las alas para que no siga investigando los casos Gürtel, Bárcenas y la posible financiación irregular del PP". Y lo ha hecho, ha añadido, "con una fórmula trampa" y "pretendiendo confundir a la ciudadanía" al sacar la plaza a concurso y provocar que Ruz vaya "a tercera división como juez de apoyo".

Antes de la decisión del CGPJ, el vicesecretario de Organización y Electoral del PP, Carlos Floriano, negó presiones de su partido para que el juez Pablo Ruz abandone la Audiencia Nacional. Tras recalcar que el Partido Popular no tiene "nada que temer", ha asegurado que la decisión relativa a las plazas de los jueces corresponde al Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).

El PP no tiene nada que temer

"Creemos en la independencia del Poder Judicial y no tenemos nada que temer. Lo único que queremos es que se sepa la verdad cuanto antes porque con la verdad se quitará cualquier sombra de duda sobre el PP, porque nuestras cuentas están claras, son nítidas y no tienden nada que pueda resultar objetable", ha declarado Floriano en una rueda de prensa en la sede nacional del PP.

El líder del PSOE, Pedro Sánchez, manifestó previamente que si Ruz no puede terminar la instrucción del 'caso Gürtel, el Gobierno deberá dar explicaciones. Además, ha dicho que le "consta" que se están produciendo "presiones" al CGPJ para que el juez deje esa investigación.