La tonadillera Isabel Pantoja, detenida anoche por su presunta implicación en la trama de corrupción descubierta en la operación Malaya, ha sido trasladada esta mañana a los juzgados de Marbella para que declare ante el instructor del caso, Miguel Ángel Torres.

Un vehículo con los cristales tintados trasladó a la cantante desde la Comisaría Provincial de Málaga con a los juzgados de Marbella.

La tonadillera declaró en el juicio, iniciado a las 13.00 h que se encuentra "mal" debido a su arresto. Está "destrozada y sorprendida" por la situación que está viviendo, ya que no se lo esperaba, según fuentes cercanas al caso.

La comparecencia judicial de la tonadillera ha concitado la atención de más de un centenar de periodistas y curiosos, que desde primera hora de la mañana se encuentran en las puertas de los juzgados de Marbella, donde se escuchan tanto gritos de apoyo a Pantoja como de alabanza a la actuación de la justicia.

Casi tres horas

Isabel Pantoja ha concluido poco antes de las cuatro de la tarde, tras prestar declaración durante casi tres horas, su comparecencia ante el juez instructor del "caso Malaya", Miguel Ángel Torres, por su presunta relación con la trama de corrupción descubierta en Marbella.

La artista continúa en los juzgados marbellíes a la espera de que el juez adopte una decisión sobre su situación procesal.

Aunque el dato aún está sin confirmar, tendrá que pagar una fianza de 90.000 euros porque el juez la ha acusado de un presunto delito de blanqueo de capitales.

La artista ha sido interrogada sobre la compra de terrenos en la localidad malagueña de Fuengirola y de ganado.

Según fuentes de la defensa de Isabel Pantoja, "Los 90.000 euros no han sido abonados aún, pero se pagarán probablemente a lo largo del día, para que pueda salir en libertad".

Sin declaraciones... a la Policía

El abogado Ignacio Prieto, del despacho de Javier Saavedra que defiende a Pantoja, señaló anoche a los periodistas que la cantante no tenía previsto declarar ante la Policía, y que desconocía los delitos de los que se le acusan a su cliente.

La tonadillera está acusada de varios delitos contra la hacienda pública y de blanqueo de capitales

No obstante, fuentes cercanas al caso dijeron que la cantante, que fue arrestada sobre las 23.00 horas en su chalé de Marbella, está acusada de varios delitos contra la hacienda pública y de blanqueo de capitales.

El pasado 19 de julio, cuando fue detenido el compañero sentimental de la artista, Julián Muñoz, la Policía halló en el registro de la vivienda 50.194 dólares y 9.500 euros en metálico.

Posteriormente, el juez instructor, Miguel Ángel Torres, autorizó la devolución de los dólares intervenidos en el domicilio de la pareja, pero denegó la restitución de 9.500 euros, al considerarlos la Fiscalía Anticorrupción atribuibles al ex alcalde marbellí Julián Muñoz.