El presunto pederasta de Ciudad Lineal se queja de que no puede hacer nada en prisión

  • El presunto pederasta se encuentra en un módulo de aislamiento, con lo que no puede optar a realizar estos trabajos productivos y remunerados.
  • Las actividades son consideradas casi un premio para los internos y son considerados instrumenos básicos para la reinserción del recluso.
  • Antonio O. M. se somete este jueves a las dos últimas ruedas de reconocimiento, relativas a dos agresiones sexuales de las que se le acusa.
El presunto pederasta de Ciudad Lineal, Antonio Ángel O.M.
El presunto pederasta de Ciudad Lineal, Antonio Ángel O.M.
FACEBOOK

El presunto pederasta de Ciudad Lineal, Antonio O.M., se ha quejado de que no puede hacer ningún tipo de actividad en la prisión madrileña de Soto del Real, donde ingresó el pasado 26 de septiembre tras comparecer ante la jueza María Antonia de Torres.

Desde entonces, cumple prisión preventivaen un módulo de aislamiento, en el módulo de Enfermería. No tiene contacto con ningún preso, salvo con uno que le acompaña 24 horas para evitar que se pueda autolesionar. Se trata de Antonio Sánchez, alias Pitoño, quien fue condenado por el homicidio del joven Álvaro Ussia.

Antonio O.M. está clasificado como preso de especial seguimiento del nivel 5 por sus características criminológicas. Un nivel a cuyos internos se extreman las medidas de seguridad y cualquier comunicación con otros reos o visitas.

Según fuentes jurídicas, el presunto agresor sexual se habría quejado de que no puede realizar ninguna actividad. En algunas cárceles españolas existe el trabajo productivo, por el que se da un salario a los reos para que puedan tener dinero para comprar, por ejemplo, tabaco. En el caso de Antonio, según las mismas fuentes, le gustaría acceder a algún trabajo para poder comprarse una televisión.

Sin embargo, estas actividades remuneradas en la prisión son consideradas casi un premio para los internos por buen comportamiento, algo a lo que Antonio no opta. Prisiones explica en su página web que "el trabajo es un instrumento básico para la reinserción del recluso pues le prepara para una mejor integración en el mundo laboral una vez cumplida la pena". "Los establecimientos penitenciarios disponen de talleres donde los internos o internas pueden realizar trabajos productivos y remunerados", añade.

El presunto pederasta de Ciudad Lineal ingresó en prisión el pasado septiembre. La Policía le acusó de cinco delitos de agresión sexual, dos tentativas de homicidio, dos intentos de secuestro y allanamiento de morada.

Desde que se le detuvo, a día de hoy, según su propio abogado sigue defendiendo su inocencia.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento