La Corte Suprema de EEUU se niega a estudiar los casos de dos presos de Guantánamo

Por la prisión han pasado más de 800 'presuntos terroristas'
Por la prisión han pasado más de 800 'presuntos terroristas'
Agencias
La Corte Suprema de Estados Unidos rechazó este lunes estudiar el caso de los prisioneros de Guantánamo
Omar Khadr, quienes han recusado la legalidad de las comisiones militares para juzgarles.

Seis magistrados votaron por no admitir el caso, y tres por estudiarlo, según fuentes judiciales. La decisión se encuentra en línea con otra del pasado 2 de abril, en que resolvió

no pronunciarse sobre las apelaciones de algunos reclusos en la base de Guantánamo que reclamaron contra su confinamiento, que dura ya
más de cinco años.

El máximo tribunal de Estados Unidos indicó entonces, también con la disensión de tres jueces, que no se pronunciaría sobre la constitucionalidad de ciertas partes de una ley antiterrorista aprobada el año pasado por el Congreso.

Otros dos dijeron que desean ver cómo funciona el procedimiento estipulado por la Ley de Tratamiento de Detenidos, aprobada el año pasado cuando el Congreso tenía mayoría republicana y que fue promulgada por el presidente de EEUU, George W. Bush.

Dicha ley estipula que los prisioneros definidos por el poder Ejecutivo como "combatientes enemigos" no tienen derecho de hábeas corpus, es decir, que no pueden cuestionar su detención ante los tribunales civiles.

Los abogados de algunos detenidos habían apelado al Tribunal Supremo para que dictaminara sobre el derecho de hábeas corpus, principio básico de la Constitución de Estados Unidos que protege a las personas contra la detención ilegal.

Salim Ahmed Hamdan es un yemení de 36 años acusado de conspiración y que presuntamente fue el chófer del líder de la red terrorista Al Qaeda, Osama bin Laden. Omar Ahmed Khadr es un canadiense que tenía 15 años cuando lo capturaron las fuerzas estadounidenses en Afganistán.

Khadr fue acusado la semana pasada por el Pentágono de violación de las leyes de guerra y de apoyo al terrorismo.

La acusación de violación de las leyes de guerra está vinculada a la muerte del sargento de primera Christopher Speer, del Ejército de EEUU, en julio de 2002.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento