El primer episodio de la octava temporada de Doctor Who ha sufrido un recorte en una de sus escenas. El esperado capítulo suponía el debut de Peter Capaldi como el Doctor Who, pero además, contenía el primer beso entre elmatrimonio formado por Madame Vastra y Jenny Flint.

La BBC ha tenido que censurar el beso lésbico para su retransmisión en países asiáticos. En Hong Kong, Corea del Sur, Taiwan, Tailandia, Indonesia, Malasia y Singapur este tipo de contenido tiene reglas estrictas sobre "argumentos secundarios relacionados con la homosexualidad, lesbianismo, bisexualismo, transexualidad, travestismo, pedofilia y el incesto", según apunta el comunicado emitido por la cadena.

La escena concreta muestra a Madame Vastra, una reptiliana silurian, y su mujer humana, Jenny, besándose para compartir su oxígeno en un intento de eludir a unos androides que detectan a las personas por su respiración.

Según recoge The Hollywood Reporter, la BBC ha explicado: "Para cumplir con la legislación de la televisión en Asia, ha tenido que editar brevemente el primer episodio de la octava temporada de Doctor Who". La cadena también ha añadido que este recorte "no afecta a la historia".

El primer capítulo de la nueva entrega, titulado Deep Breath, se estrenó el pasado 23 de agosto reuniendo a 6,8 millones de espectadores frente al televisor y convirtiéndose así en el mejor estreno de la serie desde 2010.

La premiere de la séptima temporada alcanzó los 6,4 millones de espectadores, mientras que el último capítulo de la misma entrega se quedó en 5,5 millones.