Más de 460.000 personas se han visto obligadas a abandonar su hogar en Gaza, según la ONU

  • Supone un 25% de la población total de la Franja.
  • La mayoría de los refugiados se encuentran en las 83 escuelas de la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados Palestinos.
  • El presidente palestino y las autoridades egipcias han llamado a reanudar las negociaciones indirectas en El Cairo, pero sobre el terreno no remitió la violencia.
  • Alrededor de 2.100 palestinos han perdido la vida, más de un 75 % de ellos civiles, incluidos 541 niños, 250 mujeres y 95 ancianos.
Una familia palestina huye de su casa y busca refugio en un colegio de la ONU en Khan Younis (Franja de Gaza).
Una familia palestina huye de su casa y busca refugio en un colegio de la ONU en Khan Younis (Franja de Gaza).
EFE

Más de 460.000 personas, casi una cuarta parte de la población de Gaza, se han visto obligadas a abandonar sus hogares y convertirse en desplazados internos en Gaza a causa de los bombardeos israelíes, según datos de la oficina de Coordinación Humanitaria de la ONU (OCHA).

De acuerdo con sus estadísticas, 279.389 personas están refugiadas en las 83 escuelas de la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados Palestinos (UNRWA) que la ONU ha habilitado como refugio en la Franja.

"Otros 34.602 desplazados internos están recogidos en siete de los refugios del gobierno apoyados por la UNRWA", precisa el informe, que señala que miles de personas han llegado a esos centros en las últimas 24 horas.

Además, otras 10.241 personas están refugiadas en escuelas gestionadas por el ministerio palestino de Asuntos Sociales y se calcula que 137.411 no se han registrado aún como desplazados ya que habitan en casas de familiares o en los jardines de los hospitales.

"Dado lo prolongado de las hostilidades y el alto número de desplazados, cada vez existe una mayor preocupación sobre cuestiones como la higiene", dice el informe, que revela dificultades para el uso de agua corriente en la Franja ya que numerosas infraestructuras han sido bombardeadas.

"Todas las conexiones y pozos que llevan agua a las escuelas han sido reparadas o están conectadas a la red municipal. Aún así, no es suficiente para proveer de agua al número de desplazados", avisa.

Aumentan los trastornos psíquicos

La UNRWA advierte, asimismo, del creciente número de trastornos psíquicos a causa de la guerra, y de las dificultades para proveer de alimentos "a una cifra de desplazados internos que buscan refugio sin precedentes en la historia de la agencia".

"La ansiedad, el estrés causado por los constantes bombardeos, la muerte de allegados y la pérdida de casas, así como la falta de una esperanza de futuro contribuyen a incrementar las tensiones en los abarrotados refugios", señala.

"La crisis (bélica) ha dañado el ya extremadamente frágil entorno ambiental en términos de alimentación. La UNRWA, junto al Programa Mundial de Alimentos y el ministerio de Asuntos Sociales en Gaza reparte ayuda alimentaria a más de 415.000 personas que no la necesitaban de forma regular", concluye.

Llamamiento a reanudar las negociaciones entre ataques

El presidente palestino, Mahmud Abás, y las autoridades egipcias llamaron este sábado a un alto el fuego definitivo en Gaza y a reanudar las negociaciones indirectas en El Cairo, pero sobre el terreno no remitió la violencia.

Tras el fracaso de las conversaciones a principios de semana, del que Israel y Hamás se acusaron mutuamente, Abás inició una gira por países claves de la región para intentar que los esfuerzos no cayeran en saco roto.

Sus reuniones de este viernes en Doha, con el líder de Hamás, Jaled Meshal, y de este sábado en El Cairo con el presidente egipcio, Abdelfatah al Sisi, han dado en cierto modo sus frutos.

En una rueda de prensa tras entrevistarse con Al Sisi, el dirigente palestino instó a la reanudación de las negociaciones sobre el alto el fuego "lo antes posible para evitar que haya más víctimas" en Gaza.

Abás reveló que Egipto iba a cursar una invitación a las delegaciones para regresar a la mesa de negociaciones y estudiar una tregua permanente.

Poco después, el Ministerio egipcio de Exteriores, emitió un comunicado en el que instaba a todas las partes a aceptar "un alto el fuego permanente" en Gaza y a reanudar las negociaciones indirectas en El Cairo.

La nota no fijó una fecha de convocatoria del encuentro, en el que se abordarían todos los "asuntos pendientes" que llevaron a la ruptura de la tregua de ocho días esta semana.

Ni Hamás ni Israel han expresado oficialmente su punto de vista al respecto y en las últimas horas han mantenido su discurso bélico.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento