Avión estrellado en Ucrania
Rebeldes prorrusos armados permanecen apostados al lado de restos de fuselaje del avión Boeing 777 del vuelo MH 17 de la aerolínea Malaysia Airlines que se estrelló cerca de Donetsk (Ucrania). EFE

El derribo de un avión comercial de Malaysia Airlines este jueves en el este de Ucrania —zona donde el Gobierno de Kiev mantenía el pulso con las milicias prorrusas— ha reactivado el conflicto que parecía estancado en un punto de no retorno. Cerca de 300 personas, en su mayoría holandeses, perdieron la vida en este accidente.

El vuelo MH17 había despegado de Amsterdam a las 12.15 hora peninsular española el pasado 17 de julio y tenía previsto aterrizar en Kuala Lumpur a las 0.10 de la madrugada (en la España peninsular) del día siguiente. El contacto con el aparato se perdió cuatro horas después de su despegue, a las 16.15 hora peninsular española, cuando viajaba a 10.000 metros de altura.

Sin embargo, muchos cabos quedan sueltos tras este siniestro: se desconoce quiénes han sido los autores del ataque, por qué lo han perpetrado y existen además contradicciones sobre la seguridad del espacio aéreo que sobrevolaba el avión.

¿Quién viajaba a bordo?

La aerolínea Malaysia Airlines comunicó este sábado las nacionalidades de los 298 personas que viajaban a bordo del vuelo MH17. La mayoría de ellos, 192, eran de nacionalidad holandesa, uno de los cuales con doble nacionalidad estadounidense, según el comunicado de la compañía.

A bordo también viajaban 44 malasios (incluidos los 15 miembros de la tripulación y dos bebés), 27 australianos, 12 indonesios (incluido un bebé), 10 británicos (uno de ellos con doble nacionalidad sudafricana), 4 alemanes, 4 belgas, 3 filipinos, un canadiense y un neozelandés.

¿Por qué se estrelló?

Según han confirmado los servicios de Inteligencia de Estados Unidos en medios norteamericanos como The Wall Street JournalThe Washington Post, el avión de Malaysia Airlines fue derribado por un misil.

¿Quién lanzó el misil?

Todavía no está claro. Tanto el Gobierno ucraniano como los milicianos prorrusos se han estado acusando mutuamente desde el siniestro de haber derribado el avión con un misil-tierra aire de largo alcance.

La agencia de seguridad ucraniana SBU ha hecho públicas tres conversaciones en las que participarían supuestos miembros de la Inteligencia militar rusa y separatistas del este de Ucrania que, a su juicio, demostrarían que los rebeldes derribaron el avión.

Por su parte, el Ministerio de Defensa ruso aseguró este viernes que detectó actividad de radar procedente de un sistema ucraniano de misiles BUK el jueves por la tarde, coincidiendo con la caída del avión. Putin subrayó este viernes la necesidad de realizar una investigación "completa e imparcial", mientras que Estados Unidos apunta a los prorrusos como los autores detrás del derribo, "operado desde una zona controlada por separatistas en el este de Ucrania", dijo la embajadora estadounidense, Samantha Power.

¿Con qué misil fue derribado supuestamente?

Un portavoz del Gobierno ucraniano señaló a la BBC que el avión fue derribado por un misil lanzado por un sistema BUK, un tipo de lanzador de misiles tierra-aire de fabricación rusa, capaz de alcanzar largas distancias.

EE UU apunta a las milicias prorrusas como las que están detrás del ataque La embajadora estadounidense, Samantha Power, indicó posteriormente que la aeronave "fue probablemlente derribado por un misil tierra-aire, un SA-11. Power señaló también que, dada la complejidad técnica de este tipo de armas, parece "poco probable" que los separatistas pudiesen utilizarlas por si solos, por lo que aseguró que "no se puede descartar asistencia técnica de personal ruso".

¿Qué se ha recuperado del aparato?

Se han recuperado dos cajas negras, una por los separatistas prorrusos que fueron los primeros en llegar a la zona de la catástrofe y otra por parte de los equipos de rescate ucranianos.

¿Qué tipo de avión era?

Se trata de un Boeing 777-200ER, el mismo modelo del vuelo MH370 de Malaysia Airlines, que desapareció en marzo cuando viajaba entre Kuala Lumpur y Beijing, según la BBC.

La aeronave, con capacidad para 280 pasajeros y 15 tripulantes, había pasado su última revisión el 11 de julio, apenas seis días antes. Salió de Amsterdam a las 12.15 hora peninsular española, las 10.15 GMT.

¿Por qué sobrevolaba una zona en conflicto?

La aerolínea Malaysia Airlines aseguró este viernes que la ruta del vuelo había sido declarada segura por la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI). Asimismo, la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) "había indicado que el espacio aéreo que atravesaba el avión (en su ruta) no estaba sujeto a restricciones".

No obstante, esta afirmación es contradictoria con una advertencia emitida el pasado 3 de abril por la propia OACI en la que se informaba de "una situación potencialmente insegura derivada de la presencia de más de un proveedor de servicios de tráfico aéreo en la región".

Por su parte, Eurocontrol señaló que el Boeing 777 volaba en el momento del incidente 300 metros por encima de la zona de exclusión aérea fijada por las autoridades ucranianas, por lo que la ruta estaba abierta a la altura por la que volaba el avión.

¿Quién se encargará de investigar el suceso?

Inmediatamente después del siniestro, el Gobierno ucraniano puso en marcha una investigación en la que invitó a participar también a las autoridades malasias. Un grupo de 30 observadores internacionales de la OSCE llegó este viernes al lugar del suceso para investigar y documentar lo que encuentren allí, aunque no son expertos en asuntos de aviación.

En paralelo, tanto el Consejo de Seguridad de la ONU como la propia OSCE pidieron una investigación internacional "abierta, transparente e independiente" para aclarar el siniestro. Una resolución aprobada por la OSCE entre los 57 países adheridos (incluidos Ucrania y Rusia) "llama a todos los Estados adheridos y otros actores", en aparente referencia a las milicias prorrusas en la zona, "a no interferir con una investigación internacional del siniestro".

Algunos países, como Francia, ya anunciaron la designación de dos expertos de su organismo de investigación de accidentes aéreos (BEA) para que puedan participar en una investigación internacional.

¿Va a afectar a otros vuelos?

El Gobierno de Ucrania ordenó este viernes el cierre de espacio aéreo sobre las regiones de Donetsk y Lugansk, en el este del país, un día después de comunicar a la agencia Eurocontrol el límite del vuelo de aviones de pasajeros por estas zonas.

Antes, la Administración Federal de Aviación de Estados Unidos (FAA) había emitido una orden prohibiendo a las aerolíneas estadounidenses sobrevolar el espacio aéreo del este de Ucrania, tras la caída de un avión de pasajeros de Malaysia Airlines en el este del país europeo. Por su parte, el comisario de Transportes, Siim Kallas, ha asegurado que, pese a este siniestro, volar en Europa "es seguro".