Policías antidisturbios y manifestantes de extrema derecha
Los antidisturbios vigilan la marcha de un grupo de manifestantes ultras en Barcelona. EFE

El líder de Alianza Nacional, Pedro Pablo Peña, ha declarado como imputado este miércoles ante el Juzgado de Instrucción 26 de Barcelona y ha justificado haber apelado en su discurso en la manifestación ultra del Día de la Hispanidad de 2013 a un baño de sangre si Cataluña se independiza porque si los poderes públicos no actúan esto legitima al pueblo español a hacerlo, han informado a Europa Press fuentes judiciales.

Peña justifica el uso de la violencia si las autoridades no evitan la independenciaEste miércoles también estaba citado a declarar el jefe nacional de La Falange, Manuel Andrino, aunque no ha comparecido porque ha solicitado poder hacerlo en Madrid, según las mismas fuentes, que han indicado que por su parte Peña se ha ratificado en las declaraciones expuestas en su discurso del 12-O ante medio millar de personas.

Además, en su tradicional recorrido a pie desde la plaza de España hasta la plaza de Sant Jordi, en la montaña de Montjuïc, los manifestantes exhibieron banderas con simbología neonazi mientras coreaban consignas como "Artur Mas a la cámara de gas" o "La inmigración destruye a la nación", añade la Fiscalía en su denuncia

La Fiscalía pidió su imputación por un presunto delito de provocación al odio, la violencia o la discriminación en sus discursos durante la manifestación ultra del 12 de octubre, donde Peña dijo, entre otras cosas, que "No habrá secesión de Catalunya si no es a base de mucha sangre", y Andrino aseguró que están dispuestos "A matar por España" en defensa de lo que considera su sagrada unidad, según la denuncia.

El presidente de la Falange no ha comparecido y pide declarar en MadirdA preguntas de la juez, el imputado ha justificado su discurso, argumentando que considera legítimo el uso de la violencia por parte del "pueblo español" cuando los poderes públicos no hacen nada para evitar la independencia de Cataluña. Sin embargo, se ha negado a contestar a las preguntas del fiscal de Delitos de Odio y Discriminación.

De hecho, cuando supo que estaba siendo investigado, el propio Peña colgó en la web de Alianza Nacional un escrito en el que aseguraba que le importaban "una higa la Fiscalía y los fiscales", lo que motivó que el Ministerio Público ampliara su denuncia por un delito de injurias graves dirigidas contra instituciones del Estado.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.