María Montserrat G. F., de 58 años, madre de la otra detenida por el asesinato de la presidenta de la Diputación de León, Isabel Carrasco y esposa del inspector jefe de Policía de Astorga, ha confesado a los investigadores de la Policía Nacional que fue ella la autora de los disparos que acabaron con la vida de la dirigente popular, han confirmado fuentes de la investigación.

Pese a que en un principio la madre y su hija, Montserrat T. M. G., de 35 años, se negaron a declarar ante la Policía, finalmente anoche la primera se derrumbó y confesó que había sido la autora del crimen, perpetrado con un revólver de la marca Taurus.

Estas mismas fuentes han precisado que la mujer declaró a los investigadores que la había asesinado por "inquina personal" desde hace años motivada por el trato dispensado por su hija, que fue despedida de la Diputación de León y mantenía un litigio económico con la Administración.

La hija había sido candidata por este partido en las elecciones municipales Astorga en 2007 y trabajó en la Diputación de León, de donde fue despedida hace más de dos años de su trabajo como ingeniera de telecomunicaciones. De hecho, la hija mantenía un contencioso económico por los servicios desempeñados en la Diputación. Recientemente, recibió una notificación de la administración contraria a sus intereses.

La siguió durante dos años

La asesina confesa aseguró en su declaración a la Policía que llevaba dos años preparando el crimen y que la sometió a seguimientos. Estas mismas fuentes han añadido que, al ser preguntada por las razones por las que no culminó su plan, contestó que no disponía de los medios suficientes. No fue hasta que consiguió el arma homicida, comprada en el mercado negro, cuando lo llevó a cabo.

A los investigadores les consta la planificación de este crimen ya que la mujer ha reconocido que practicó diversos seguimientos a la dirigente del PP. Las fuentes consultadas añaden que tanto el arma homicida como una segunda pistola aparecida en el domicilio de su hija, también detenida, fueron adquiridas en el mercado negro y, concretamente, en una ciudad del norte de España.

Interior da por "básicamente" esclarecido el crimen

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha asegurado que tras las investigaciones realizadas por las fuerzas de seguridad sobre el asesinato de la presidenta de la Diputación de León "básicamente, hablando en términos políticos", el caso "está bastante esclarecido".

Fernández Díaz, en declaraciones a los periodistas en el Congreso, no ha avanzado nuevos datos de la investigación por respeto al secreto del sumario, que tiene la obligación de cumplir, a lo que ha añadido que la Policía está haciendo "muy bien su trabajo", con mucha "rapidez", y próximamente serán puestas a disposición judicial las "personas que se considere necesarias".

El titular de Interior ha respondido así sobre la detención de una policía local de León, que entregó anoche el arma con la que presuntamente se disparó a Carrasco.

Consulta aquí más noticias de León.