Francisco Álvarez-Cascos, ante el juez Ruz
El ex secretario general del PP Francisco Álvarez-Cascos, a su llegada a la Audiencia Nacional para prestar declaración como testigo ante el juez Pablo Ruz, instructor del caso Bárcenas. Paco Campos / EFE

El presidente de Foro Asturias y exsecretario general del PP, Francisco Álvarez-Cascos, se ha querellado por injurias y calumnias contra el abogado de Izquierda Unida Enrique Santiago, quien afirmó en rueda de prensa que el primero intercedió para otorgar contrataciones públicas a una constructora.

La querella fue presentada por la defensa de Cascos ante un juzgado de Oviedo y ahora el juzgado de instrucción 39 de Madrid ha citado por exhorto a Santiago como querellado el próximo viernes a las 11.00 horas.

El querellado calumnia e injuria a Cascos sin reparar en el inmenso dolor que causa En ella, el abogado de Cascos pide como medida cautelar la prisión provisional del abogado de IU y que pague una fianza civil de 20.000 euros.

La defensa de Cascos considera constituyentes de injurias y calumnias las declaraciones que hizo Santiago el pasado 1 de agosto en rueda de prensa, cuando anunció que IU había pedido la ampliación contra Cascos y otros secretarios generales de la querella que presentó este partido al juez Pablo Ruz por los llamados papeles de Bárcenas sobre una supuesta caja B del PP.

Según dijo Santiago en la rueda de prensa, los secretarios generales del PP tenían que conocer la existencia de esas irregularidades en el partido.

De Cascos, en concreto, afirmó que cobró dinero negro de la caja B del PP y añadió que cuando fue ministro de Fomento benefició con contratos públicos a Constructora Hispánica, cuyo propietario, Alfonso García Pozuelo, está imputado como supuesto donante al PP y al parecer fue a la universidad con Cascos.

En la querella, Cascos, que declaró como testigo en el caso Bárcenas, afirma que Santiago manipuló a la opinión pública con sus declaraciones con "falsos compañeros de pupitres" y "suposiciones de pago en dinero negro como retribuciones que cobraba" Cascos.

A este último respecto, el letrado asegura en la querella que Cascos "jamás ha cobrado ningún tipo de comisión no ha tenido vinculación con el señor Bárcenas en los asuntos que se le imputan". "El querellado, movido por hilos de inconfesables intereses, calumnia e injuria a Francisco Álvarez-Cascos sin reparar en el inmenso dolor que causan personal y familiar", afirma la defensa del exsecretario general.