Ada Colau anuncia que deja la portavocía de la PAH y que no va a fichar por ningún partido

La activista Ada Colau, durante una entrevista.
La activista Ada Colau, durante una entrevista.
EFE

La portavoz de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH), Ada Colau, ha anunciado que deja de ser la portavoz de este movimiento porque necesita "salir de los espacios de coordinación" y sentir que puede "hacer otras cosas y opinar sin ser las 24 horas la cara de la PAH", y porque "lo lógico" es que se produzca rotación en los roles.

En una carta interna dirigida a sus compañeros de la asociación Colau explica que ha vivido "momentos duros" como portavoz, como "amenazas" y "difamaciones". Además, ha dejado claro que "en ningún caso" va a dejar la PAH, sino que seguirá trabajando con la plataforma, y que no va a "fichar" por ningún partido político.

En el documento, Colau afirma que "junto con mi compañero Adrià, nuestra implicación en la PAH ha sido de entrega total, y lo mejor de todo es que jamás lo hemos vivido como un sacrificio, sino todo lo contrario" y añade que "sencillamente no había nada más importante ni más hermoso que pudiéramos hacer".

Tras hacer un repaso de los éxitos conseguidos por la PAH y de su expansión, asegura que en lo personal hubo "momentos difíciles cuando, por ejemplo, el Gobierno me identificó como la 'lideresa filo terrorista' y acto seguido empecé a recibir amenazas de todo tipo" y reconoce que "más de una noche –tampoco hay que esconder la propia vulnerabilidad – con Adrià nos pegamos unos cuantos lloros".

Por contra, afirma Colau, convertirse "en cara visible del movimiento ha sido también un enorme privilegio, ya que he recibido todas las muestras de apoyo y de cariño que la PAH ha despertado".

Aunque deja la portavocía, Colau no abandona la Plataforma: "En ningún caso pienso dejar la PAH, que quede claro. Seré activista de la PAH hasta que me muera y más allá", pero "en clave de práctica democrática del movimiento, lo lógico es que se produzca rotación en los roles, incluido el de portavocía".

"Para evitar especulaciones quiero aclarar lo que ya he dicho muchas veces: no voy a "fichar" por ningún partido político. Es verdad que en distintas ocasiones, distintos partidos me lo han propuesto. Y también es cierto que en algún momento me lo he planteado", asegura la exportavoz de la PAH en su comunicado, en el que sin embargo asegura que "como ciudadana", estará "encantada de apoyar y participar de procesos amplios que planteen un cambio real en las formas de hacer política".

En un comunicado de la PAH, reaccionan a la decisión de Colau asegurando que "su carisma, sencillez, valentía, coherencia y humildad la han llevado, desde el momento en el que su cara se convirtió en "la cara de la PAH", a ser un referente para todas y cada una de nosotras".

Reiteran además que "la sobreexposición a la que se ha visto sometida le ha acarreado no pocas amenazas y le ha exigido una dedicacion plena, por eso, no podemos dejar de agradecerle que haya soportado esa presión en beneficio del movimiento".

Sobre el posible sustituto de Colau, desde la PAH afirman que "en la PAH no aspiramos a sustituir a una portavoz estatal por otra; sino a reforzar la encomiable tarea que ya hacen sus múltiples portavoces".

El perfil de Colau

Ada Colau es investigadora del Observatorio DESC (Derechos Económicos, Sociales y Culturales) de Barcelona, y hasta ahora ejercía como portavoz de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH).

Nacida el 3 de marzo de 1974 en Barcelona (España), cursó estudios de Filosofía en la Universidad de Barcelona. Se vinculó al movimiento antiglobalización, surgido a finales de los noventa, pero que cobró fuerza en España en 2001.

En 2006 formó parte de "V de Vivienda", una asociación que defendía el derecho a vivienda digna y que advertía de la existencia de una burbuja inmobiliaria en España. En febrero de 2009, en plena crisis económica, Colau fue una de las fundadoras de la PAH de Barcelona.

La PAH nacional impulsó en noviembre de 2010 la campaña "Stop Desahucios", que buscaba que la protesta ciudadana frenase los desalojos. El movimiento ganó adeptos con el apoyo del 15-M en 2011 y en febrero de 2013 la PAH entregó una Iniciativa Legislativa Popular (ILP) en el Congreso, que contaba con el respaldo de más de un millón cuatrocientas mil firmas.

Colau defendió en la Cámara las tres reivindicaciones de la ILP: dación en pago retroactiva, moratoria de los desahucios en curso y un parque de viviendas de alquiler social.

Distinguida con el premio Proteus de Ética a la "Personalidad del año 2012", el galardón del digital Periodismo Humano a los "Defensores de Derechos Sociales 2013", ha sido reconocida como una de las 100 de mujeres líderes de España por la web Mujeres&Cía en 2013.

Además el Parlamento Europeo le concedió a la PAH el premio Ciudadano Europeo 2013. Colau es coautora junto a Adriá Alemany del libro Vidas hipotecadas (2012).

Mostrar comentarios

Códigos Descuento