Erotismo del miedo a lo Quentin Tarantino

Jesús Franco en la Filmoteca.
El cineasta madrileño Jesús Franco ha utilizado más de 70 seudónimos para firmar sus trabajos. (Archivo)
El cineasta madrileño Jesús Franco ha utilizado más de 70 seudónimos para firmar sus trabajos. (Archivo)
El más prolífico de los cineastas españoles, su filmografía reúne casi 200 películas, Jesús Franco (Madrid, 1936), protagoniza un ciclo de cine en la Filmoteca de Catalunya hasta el 22 de marzo.Pese a tener un buen número de detractores, que tachan su cine de casposo, pobre y reiterativo, las películas del madrileño han inspirado a directores tan geniales como Quentin Tarantino o Álex de la Iglesia.

Independiente, iconoclasta e influenciado por la cultura popular, cultiva todos los géneros, desde la ciencia ficción hasta la comedia y el musical, aunque tiene una predilección absoluta por el erotismo y el terror.

Más conocido en el extranjero que en España, debido a la censura, la Filmoteca proyecta esta semana una decena de cintas, entre las que destacan El conde Drácula (1970), Los demonios (1972), La maldición de Frankestein (1972), El ataque de las vampiras (1973), Jack el destripador (1976), El sádico de Notre-Dame (1979) o Snakewoman (2005).

«Cócteles de sexo y terror»

«Irredento trotamundos, ha rodado en toda Europa, ningún género le es ajeno, con predilección personal por el erótico y el fantástico (sus máximos logros son reconstituyentes cócteles de sexo y terror, con una sugestiva veta sadiana) y ha hecho acopio de un caudaloso listado de seudónimos», asegura Ramón Freixas en el diccionario de la Academia.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento