Varios miles de personas protestaron este viernes contra las políticas de austeridad y recortes en la Unión Europea (UE), en una marcha en la que se registraron incidentes como el lanzamiento de piedras y petardos contra embajadas, e intentos de entrar en los edificios comunitarios.

Los accesos al Consejo de la UE se han cerrado después de que unos encapuchados intentaran entrar al edificio

La manifestación, en la que participan veinte sindicatos de doce países de la UE, incluidos los españoles UGT y CC OO, partió desde la estación del norte de Bruselas y transcurrió por las calles en dirección al Parque del Cincuentenario, muy cerca de las sedes de las instituciones comunitarias. La Policía local de Bruselas ha indicado que aún no dispone de un cálculo oficial del número de asistentes a la marcha, pero un un recuento provisional lo sitúa en 15.000. La Confederación Europea de Sindicatos (CES) asegura que hay unas 40.000 personas, una cifra que ha calificado de "éxito".

Los accesos al Consejo de la UE se han cerrado después de que unos encapuchados intentaran entrar al edificio, explicaron los agentes de seguridad, que se han apostado en las entradas. La Policía ha establecido también un perímetro de seguridad en torno al Parlamento belga, colocado concertinas y protegen las embajadas ubicadas en el entorno de la calle de la Loi —una de las arterias de la ciudad—como las de España, Francia, Rusia y EEUU, así como el barrio comunitario.

Al paso de la marcha por la avenida des Arts se registraron incidentes en torno a la embajada de Estados Unidos ante la UE, pues algunos manifestantes tiraron piedras y palos contra la legación estadounidense. Fuentes de seguridad de la embajada decidieron cerrar el complejo de edificios y no dejar salir temporalmente a la gente que estaba en el interior, según ha podido comprobar EFE.

"Por un salario justo"

En la manifestación, a la que asisten los secretarios generales de CC OO, Ignacio Fernández Toxo y de UGT, Cándido Méndez, y que se celebra bajo el lema 'Un nuevo pacto para Europa. Luchando por la inversión, empleos de calidad e igualdad', participan ciudadanos y sindicatos de toda Europa. En particular de Bélgica y de los países más próximos, como Francia, Holanda y Alemania.

Portaban la bandera de la UE en la que sustituyeron las estrellas por tijerasLos sindicatos, que se organizaron por sectores, como el de transporte o el metalúrgico, y los ciudadanos portaban pancartas en las que se podía leer, "por un salario justo y empleos decentes", "medidas de austeridad igual a pobreza duradera" o "personas, no beneficios".

El sindicato metalúrgico cristiano de Lieja, por ejemplo, protestaba por una 'Europa social y unida con derechos sociales para todos', dijo un manifestante. Otros agentes sociales portaban la bandera de la UE en la que sustituyeron las estrellas por tijeras, en alusión a los recortes, y otros terceros pedían "una Unión sin fronteras".