Miniarquitectura: grandes ideas para edificios pequeños

  • Un volumen destaca las mejores aplicaciones de la idea de que menos es más en la edificación de casas, refugios, cabañas, tenderetes, mobiliario urbano...
  • Son construcciones diminutas pero también baratas y eficaces.
  • En la recopilación sólo aparece un proyecto español: "La araña", una estructura para la ocupación de solares vacíos diseñada en el estudio sevillano Recetas Urbanas.
Cabaña de montaña en Nueva Zelanda diseñada por el arquitecto Crosson Clarke Carnachan
Cabaña de montaña en Nueva Zelanda diseñada por el arquitecto Crosson Clarke Carnachan
© 2012 Simon Devitt/TASCHEN

Una cueva para niños en la zona de juegos de un parque municipal en Trondheim (Noruega); un hotel minimalista que se camufla con la aridez del paisaje del Valle de Gualupe, en Baja California (México); las casas para todos que diseñó con la premura de la necesidad apremiante pero con un acabado efectivo y útil el multipremiado arquitecto Toyo Ito para alojar a parte de los centenares de miles de evacuados deltsunami que asoló Japón tras el terremoto de 2011...

Estamos hablando de miniarquitectura, la aplicación extrema del ideario del menos es más que predicó Mies van der Rohe —aquel diseñador de construcciones casi transparentes para quien "dios está en los detalles" y no en el concepto—. El libro Small Architecture Now! (¡Pequeña arquitectura ahora!), que publica la editorial Taschen [416 páginas y un PVP de 59,9 dólares, aún no trasladado a euros], es una recopilación de casi 60 proyectos de casas, edificios, refugios, cabañas, anexos, mobiliario urbano y establecimientos comerciales donde el tamaño sí que importa, pero no en la acepción vulgar: aquí se trata de que lo pequeño es lo mejor si cumple un fin y lo abarata.

La gran visión en lo minúsculo

En el volumen, que es la novena entrega de la conocida serie de Taschen Architecture Now! (¡Arquitectura ahora!), abunda la idea de que la "gran visión" de los arquitectos es más notable en lo minúsculo y se apunta que hablamos de una tendencia creciente, un "afán" no solamente por "ahorrar espacio", sino por aplicar "grandes ideas para edificios pequeños". Ya no hablamos de la moda que siempre ejercieron los profesionales del diseño de construcciones, añaden desde la editorial, sino de una necesidad.

A lo largo de la historia, los arquitectos de mayor talento se han "entretenido puntualmente" con el reto de diseñar "edificios pequeños, pero perfectamente construidos". En la actualidad ya no ha lugar para la diversión o el hobby. "La escasez de presupuestos ha llevado a muchos arquitectos a concentrarse en la creación de edificios de dimensiones quizá diminutas, pero basados en ideas magníficas además de pioneras. Tanto en las urbes japonesas, donde escasean los grandes solares, como en la difusa frontera entre el arte y la arquitectura, los edificios pequeños ofrecen numerosas ventajas y obligan a sus creadores a hacer más con menos", añaden.

La guardería Cacahuetes en Hiroshima

Mientras el urbanismo de las grandes ciudades sigue apostando por el caduco y mayestático ideal de conquistar el cielo mediante construcciones de gran altura —hace poco se airearon los 256 edificios-torre que serán construidos en Londres en la próxima década—, algunos profesionales de renombre internacional y gran cantidad de recién llegados que empiezan a despuntar se apuntan a la innovación a escala reducida con proyectos como la liviana guardería Peanuts (Cacahuetes), de estructura de madera, diseñada en Hiroshima (Japón) por Keisuke Maeda del estudio UIDla grácil cabaña en un bosque de Longbranch (Washington-EE UU) de Olson Kunding, uno de los nombres más citados en el compedio de miniarquitectura, o el microedificio de José Cadilhe en Póvoa de Varzim (Portugal).

La única iniciativa española que aparece en la recopilación es el proyecto La Araña, del estudio sevillano y radical Recetas Urbanas del arquitecto Santiago Cirugeda. Se trata de una estructura que combina las prótesis de edificios con la ocupación temporal de solares. La idea es que las prótesis cobren independencia para ocupar espacios, sean estos interiores o exteriores, públicos o privados.

Las arañas, montadas con estructuras similares a contenedores y alzadas sobre patas metálicas, tienen distintas funciones, no consumen suelo y permiten el paso libre o la instalación de otros usos bajo ellas, pueden ser autónomas o funcionar como una extensión de otro edificio.

Una minicasa urbana en Tokio

Entre los arquitectos de renombre que aparecen en Small Architecture Now! están los pabellones de Álvaro Siza y Eduardo Souto de Moura para la Bienal de Venecia y la minicasa urbana de Kazuyo Sejima en Tokio.

El autor del libro, coordinador y autor de la colección de Taschen dedicada a arquitectura, es Philip Jodidio (1954), que estudió historia del arte y economía en la Universidad de Harvard y fue editor jefe de la revista Connaissance des Arts durante más de veinte años. Ha escrito monografías sobre los arquitectos Tadao Ando, Norman Foster, Richard Meier, Jean Nouvel y Zaha Hadid.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento