Comienza el juicio contra Juan José Cortés, padre de Mari Luz, por un tiroteo en El Torrejón

  • El fiscal pide diez años de prisión por un presunto delito de tentativa de homicidio, otro de tenencia ilícita de armas y tres de amenazas.
  • Al parecer, Cortés acudió a un domicilio con una escopeta de caza y un bidón de combustible, con el que, según el fiscal, iba a quemar la casa.
  • También se sentarán en el banquillo de los acusados el padre, los dos hermanos y el cuñado de Juan José Cortés.
Juan José Cortés, padre de la niña asesinada Mari Luz, a su salida del Juzgado de Instrucción número 3 de Huelva.
Juan José Cortés, padre de la niña asesinada Mari Luz, a su salida del Juzgado de Instrucción número 3 de Huelva.
Julián Pére / Efe

Juan José Cortés, padre de la niña Mari Luz, se enfrenta a partir de este lunes a una petición de 10 años de cárcel por un delito de tentativa de homicidio, otro de tenencia ilícita de armas y tres más de amenazas, en relación con el tiroteo registrado en la barriada de El Torrejón en septiembre de 2011.

El juicio, han precisado fuentes judiciales, se celebrará en la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Huelva a partir de las 10.00 horas, y a la sesión del lunes le seguirá una segunda el próximo viernes 7.

Según se recoge en el escrito de acusación, el fiscal también solicita penas de cárcel para el padre, los dos hermanos y el cuñado de Cortés, 7 años por un delito de homicidio en grado de tentativa y 8 meses por el de tenencia ilícita de armas.

Una escopeta de caza y un bidón de combustible

Según el Ministerio Público, los hechos se produjeron a las 02.00 horas del 21 de septiembre de 2011 cuando estas cinco personas, puestas de acuerdo, se aproximaron a un domicilio de la barriada de El Torrejón, en Huelva, portando escopetas de caza, pese a carecer de licencia, y Juan José Cortés, además, un bidón de combustible.

La vivienda era de A.F.J., tío de Juan José Cortés, con el que este previamente había discutido tras proferir el primero la expresión "me cago en tus muertos".

Esto provocó que Cortés le dijera por teléfono en decenas de ocasiones: "En el momento que llegue a Huelva te quemo la casa contigo y tu familia dentro" y "voy a comprar una garrafa de gasolina y voy a prender fuego al piso contigo dentro y con tu familia, y te voy a quemar.

Los procesados, una vez ante la vivienda, comenzaron a disparar las armas con "la intención de causar la muerte a A.F.J. y con absoluto desprecio por la vida y la integridad física de las personas que estaban en el piso", provocando que varios perdigones atravesaran la persiana y uno de ellos impactara contra esta persona causándole una herida leve en la cabeza.

Las defensas de todos los acusados han solicitado la absolución de sus clientes por falta de pruebas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento