Juan Carlos I
El rey  y el príncipe Felipe, momentos antes de recibir en el Palacio de la Zarzuela al ministro de Asuntos Exteriores de Japón, Fumio Kishida, con motivo de su visita oficial a España. EFE

El CIS vuelve a olvidarse de la monarquía. El Centro de Investigaciones Sociológicas ha dejado fuera de su último barómetro a esta institución, a la que no se valora desde mayo de 2013 cuando suspendió con un 3,8. En plena crisis de la casa real, especialmente por el 'Caso Nóos' y la aparente debilidad física del rey, los ciudadanos no pueden poner nota.

No lo hacen desde mayo de 2013, pero antes de esa fecha ya habían pasado casi otros dos años. En octubre de 2011 suspendían por primera vez a la monarquía poniendo una nota de 4,89. Dos años después, con el 'Caso Nóos' que implica a los duques de Palma, el accidente del rey Juan Carlos mientras cazaba o los problemas de Froilán con una escopeta, la nota se vio reducida drásticamente.

La monarquía suspendía en 2011 por primera vez desde que el barómetro comenzase a realizar una pregunta sobre el grado de confianza que suscitan las instituciones, en 1994.

En abril de 2013 el Gobierno aseguró que se volvería a preguntar al respecto. Pero solo se hizo en el siguiente barómetro publicado, en mayo.