El Congreso ha aprobado este jueves definitivamente el proyecto de Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad de Educativa (LOMCE) solo con el respaldo del PP. La Cámara baja ha dado luz verde a la reforma liderada por el ministro José Ignacio Wert tras aprobar los cambios introducidos en el Senado y votar a favor de la norma 182 diputados y en contra 143. Dos se han abstenido (UPN). La séptima ley educativa de la democracia sale del Congreso entre los aplausos de la bancada 'popular' y las duras críticas de la oposición.

La oposición considera que la nueva normativa invade competencias, ataca el modelo de inmersión lingüística de las comunidades con lengua cooficial y minusvalora a la educación pública frente a la concertada-privada.

La reforma se ha aprobado tras 14 meses de debate y trámite parlamentario. Después de ser firmada por el rey y publicarse en el Boletín Oficial del Estado (BOE), comenzará a implantarse el próximo curso para Primaria y Formación Profesional Básica.

Esta votación ha coincidido con la de la petición de reprobación a Wert por su gestión, solicitada este miércoles por el PSOE, con el apoyo de la mayoría de la oposición, pero que ha sido rechazada por la mayoría parlamentaria de los populares. Ha habido 179 votos en contra, 136 a favor y seis abstenciones. Esta es la segunda petición de reprobación a la que se ha enfrentado Wert (la anterior fue el 30 de octubre de 2012) y en ella, el PSOE achacaba al ministro haber realizado "el mayor recorte" en los presupuestos educativos.

Wert: "Hay un tiempo de construir y otro de destruir"

El ministro de Educación ha confiado, durante el debate parlamentario de la mañana, en que la aprobación de la reforma educativa ponga fin al "tiempo de destruir" y dé comienzo "el tiempo de construir". Recordando esta cita bíblica, Wert afirmó: "Espero muy sinceramente que en esta jornada haya terminado en torno a la reforma educativa el tiempo de destruir y todos empecemos el tiempo de construir". El ministro ha agradecido también las aportaciones de los grupos parlamentarios porque, ha dicho, "todas ellas enriquecen y mejoran el texto".

Por su parte, la diputada del PP María Jesús Moro ha subrayado en su intervención que la reforma educativa está avalada por 11 millones de votantes y ha calificado de "discursos apocalípticos" las críticas de la oposición.

Todos apoyamos la educación pública, que es el pilar de nuestro sistema educativo La portavoz popular de Universidades en la Comisión de Educación del Congreso ha achacado "inmovilismo" a los grupos de la oposición y les ha acusado de "deformar la realidad" y "arengar a la protesta por la protesta".

Respecto a las críticas a que la LOMCE ataca a la enseñanza pública frente a la concertada y privada, ha dicho que los centros concertados fueron mantenidos y alimentados por el PSOE, además de tratarse de colegios que consiguen muchos logros educativos, pero que ahora parece que a los socialistas "no les gusta". "Todos apoyamos la educación pública, que es el pilar de nuestro sistema educativo, pero la mejor manera de apoyarlo es mejorar su calidad", ha enfatizado.

Tras la votación de la LOMCE, Wert habló de nuevo, esta vez ante los medios de comunicación, para indicar que llamaría cuanto antes a los consejeros educativos de todas las Comunidades Autónomas para invitarles a colaborar en la puesta en marcha de la reforma educativa. Wert ha tendido "la mano" a toda la comunidad educativa, administraciones y fuerzas políticas para que el desarrollo de la ley permita su objetivo, que es "mejorar la calidad" de la educación en España.

Implantación progresiva

La LOMCE se aplicará en la ESO en los cursos 2015-16 y 2016-2017 para primero y tercero y para segundo y cuarto, respectivamente, y la primera evaluación final de ESO, necesaria para obtener el título, se realizará en 2017.

En Bachillerato, la reforma comienza para el primer curso en 2015-2016, y para el segundo, en 2016-2017, y su primera evaluación final será también en 2017.

La selectividad, que se suprime, se mantiene, no obstante, para los alumnos que quieran acceder a la universidad antes del curso 2017-18.