Santiago Mainar, presunto asesino de Fago
Santiago Mainar, a su salida del juzgado donde se decretó la prisión por el presunto crimen del alcalde de Fago. EFE

Como adelantaba la acusación, Santiago Mainar, presunto autor del asesinato del alcalde de la localidad pirenaica de Fago, ha cambiado su testimonio, por el que se autoinculpaba del crimen, y se ha declarado inocente.

Por estar el caso bajo secreto de sumario, no se conocerán de momento los detalles de esta declaración.

Según su abogado, Javier Notivoli, que ha insistido en la inocencia de su defendido, ha asegurado que Mainar "no tiene aspecto de asesino".

Primera noche en prisión

Mainar pasaba este lunes su primer día en el Centro Penitenciario de Zuera (Zaragoza), tras decretar anoche la juez suplente del Juzgado de Instrucción número 2 de Jaca el ingreso en prisión incondicional.

El presunto asesino fue detenido el pasado 2 febrero por la Guardia Civil por su presunta vinculación con el asesinato del alcalde popular Miguel Grima.

El guarda confesó ser el único autor de la muerte de Grima, pero habría modificado su declaración

El guarda forestal y ganadero confesó en un principio ante la Guardia Civil ser el único autor la muerte de Grima, ocurrida el pasado 12 de enero, un crimen que conmocionó no sólo al pequeño pueblo de Fago sino a toda la Comarca de la Jacetania.

Según Enrique Trebolle, abogado de la acusación, Mainar habría introducido algún "matiz" esta tarde en su declaración por motivos "turbios" y "oscuros" que responderían a una "estrategía defensiva".

La Guardia Civil estuvo registrando durante el fin de semana la vivienda, la granja y unas fincas rústicas del detenido, con el fin de encontrar más pruebas y el arma homicida.

El Departamento de Criminalística de la Dirección General de la Guardia Civil determinó que los restos biológicos hallados en el coche del alcalde de Fago, Miguel Grima, implicaban a Santiago Mainar en su asesinato.

El abogado de Mainar, Javier Notivoli, llegó el pasado sábado, 3 de febrero, a la localidad de Fago para prestar asistencia letrada a su cliente, mientras la Guardia Civil reiniciaba las labores de registro en las propiedades de Mainar.

Relato de los hechos

Mainar confesó ante la Guardia Civil ser el asesino de Grima. Fuentes de la investigación citadas por El País afirman que Mainar declaró haberlo hecho en solitario: "Lo hice yo solo. Maté al alcalde porque me tenía harto", según estas fuentes que afirman que en su declaración había "muchos puntos oscuros.

Se aproximó a pie hasta la curva donde le tendió una emboscada, lo mató y recorrió 40 kilómetros a pie hasta su casa

Mainar declaró que se aproximó a pie hasta la curva de la carretera donde esperó la llegada de Grima, que venía de una reunión en Jaca.

Tras matar al alcalde, arrojó su cadáver a la cuneta y se apoderó de su coche, para abandonarlo después junto a una ermita de Berdún, a unos 12 kilómetros del escenario del crimen.

Después, según esta reconstrucción, Mainar regresó a pie a su casa, recorriendo una distancia de 40 kilómetros en seis horas.

Antiguos amigos

Según el diario Qué!, Mainar y el difunto alcalde de Fago llegaron hace dos décadas al pueblo. En aquella época, ambos eran "íntimos amigos" y coincidían en sus gustos 'hippies' y en su deseo de hallar en el pueblo  una forma de vida acorde con éstos.

De hecho, los dos se instalaron en casas a pocos metros de distancia una de la del otro.

Poco a poco, la relación se fue enfriando hasta que ambos se convirtieron en enemigos irreconciliables.