Nueva 'marea blanca' por la sanidad y contra los recortes toma las calles de Madrid

  • Los manifestantes se han concentrado en tres puntos, se han unido en Cibeles para concluir en la Puerta del Sol.
  • El lema ha sido "La sanidad pública no se vende, se defiende".
  • Denuncian que la externalización de los hospitales madrileños significará un servicio "más caro y de menor calidad".
  • La marea ha parado de manera simbólica frente a la Consejería de Sanidad y al Ministerio de Hacienda en su recorrido.
Marea blanca por la sanidad pública el domingo 27 de octubre en Madrid.
Marea blanca por la sanidad pública el domingo 27 de octubre en Madrid.
David Sirvent

La duodécima manifestación de la 'marea blanca' contra la externalización de seis hospitales de Madrid ha discurrido este domingo a mediodía desde tres puntos —Colón, Puerta de Alcalá y Atocha— que confluyeron en la plaza de Cibeles y, desde allí, marcharon juntos hacia la Puerta del Sol.

Miles de personas se han manifestado en defensa de la sanidad pública y en contra de su privatización, convocados por varias asociaciones y sindicatos, en la que ha sido la duodécima protesta de la 'marea blanca'.

La manifestación, más numerosa que las anteriores y convocada bajo el lema "La sanidad pública no se vende, se defiende", ya habitual en las protestas de la 'marea blanca', ha sido la segunda tras la paralización cautelar del proceso por el Tribunal Superior de Justicia (TSJM) el 11 de septiembre, que ha llevado a los organizadores a incorporar un nuevo lema: "Hay motivos para seguir luchando".

Esta vez, la marcha ha tenido lugar después de que el presidente de lo contencioso-administrativo del TSJM dictara un auto unificando en una sala todos los recursos presentados contra el concurso de los seis hospitales, una decisión que los médicos de AFEM han recurrido.

"Hay que salir a la calle para volver a demostrarle al Gobierno de Madrid lo que la sociedad tiene más que asumido: que todos, profesionales y ciudadanos, independientemente del color político, nos oponemos a la externalización porque no hay un motivo sanitario. El sistema que quiere el Gobierno será más caro y de menor calidad", señalan desde AFEM.

El portavoz de una de las asociaciones convocantes, Patusalud, y médico del hospital Ramón y Cajal, Luis Fernández, ha comentado que van a continuar con las manifestaciones porque "hay mucho que hacer y mucho que parar", y ha agregado que los centros de salud están en "claro peligro de privatización".

Sindicatos convocantes

La protesta ha sido convocada por la Mesa en Defensa de la Sanidad Pública, integrada por los sindicatos CC OO, Amyts, CSIT, UGT, Satse y USAE, además de asociaciones de profesionales como AFEM, AME y Patusalud, así como coordinadoras y plataformas de trabajadores y usuarios de hospitales.

Los manifestantes, procedentes de los centros sanitarios del norte y oeste de Madrid, se han dado cita desde las 12.00 en la plaza de Colón, mientras que los de hospitales y centros de salud del este se han congregado en la plaza de la Independencia, y los del sur de la capital han confluido en la glorieta de Atocha, junto con los profesionales de atención primaria.

Los organizadores han colgado carteles en los centros para explicar sus "Motivos para seguir luchando", entre los que incluyen la privatización de la gestión de seis hospitales, los recortes en personal, las listas de espera quirúrgica, los problemas del nuevo contrato integral de limpieza o el repago de fármacos.

Asimismo, han lanzado en Twitter la campaña 'Mi motivo 27-O', y han anunciado la participación de grupos de danza y batucadas para acompañar la marcha hacia Sol, donde han leído un manifiesto.

La columna de Colón coincidía con el lugar donde había convocado la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) una concentración contra la derogación de la 'doctrina Parot' y varios de sus asistentes insultaban a los de la "marea", por lo que la Policía ha establecido un cordón entre ambos grupos y ha hecho avanzar unos metros a los usuarios de la sanidad.

Cibeles-Sol

La manifestación se ha iniciado en Cibeles, donde han confluido las tres columnas que partían de Colón, la Puerta de Alcalá y Atocha, unos minutos después de las 13.00 horas porque una mujer se ha sentido indispuesta y, tras ser atendida por los médicos que estaban por la zona, hubo que esperar a una ambulancia para su traslado, que fue despedida con aplausos.

Cuando la manifestación ha pasado a la altura de la Consejería de Sanidad, las pitadas han arreciado así como los gritos de "Sí se puede", en tanto que al llegar al Ministerio de Hacienda, ambos en la calle Alcalá, los manifestantes se han parado unos minutos y, con las manos en alto, han gritado "Manos arriba, esto es un atraco" o "No es una marea, es un tsunami".

Al llegar a la Puerta del Sol, sede de la Comunidad de Madrid, los gritos mayoritarios eran de "Ahí está la cueva de Alí-Baba".

En la Puerta del Sol varios usuarios de ella han leído un manifiesto en favor del carácter pública de la sanidad y en contra de la privatización, desaparición o reconversión de los centros sanitarios madrileños.

La última 'marea blanca' de sanitarios y ciudadanos, que desfiló por el centro de la capital el pasado 22 de septiembre, fue más numerosa que las anteriores, que habían ido languideciendo en los últimos meses, animada por la suspensión cautelar del proceso que el TSJM había dictado once días de la protesta.

"Las últimas noticias no nos han gustado nada", ha reconocido Luis Fernández, quien ha indicado que las organizaciones siguen a la espera de lo que resuelvan los tribunales.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento