La Guardia Civil ha desplegado una operación en la que ha practicado 18 detenciones de personas relacionadas con Herrira, la plataforma que durante los últimos años viene capitalizando todos los actos de apoyo a los presos de la banda terrorista ETA, según ha explicado el ministro del ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz.

El ministro, en declaraciones a los periodistas, ha lanzado un mensaje "claro" de que la política del Gobierno es que "no va negociar con ETA" y que va a seguir actuando hasta que "ETA se disuelva y deje de ser lo que ha sido durante tantos años, una pesadilla para los vascos, navarros y el conjunto de los españoles".

"El Estado de derecho no está en suspenso y el Gobierno no deja de realizar todo lo que tiene que hacer para conseguir la disolución de ETA. No basta con el cese definitivo de su actividad terrorista, sino que al cese de su actividad terrorista debe seguir la disolución", ha agregado el ministro.

Así, la Guardia Civil ha detenido a 18 integrantes de Herrira, la organización de apoyo a los presos de ETA y sucesora de Gestoras Pro Amnistía, según informa el Ministerio del Interior. Estas detenciones se han producido en transcurso de una reunión interna de su "Dirección Nacional", que se estaba celebrando en la localidad guipuzcoana de Hernani.

Entre los detenidos en Hernani figuran dos de los dirigentes de Herrira La operación, que continúa abierta, se desarrolla en las tres provincias vascas y en Navarra y se ha decretado el cierre de 32 perfiles en Twitter, 125 en Facebook y 38 páginas web, además del bloqueo de las cuentas bancarias empleadas por Herrira.

Fuentes de la lucha antiterrorista han indicado que se espera que en conjunto se produzca una veintena de detenciones en Euskadi y Navarra.

El Ministerio del Interior ha confirmado esta operación, ordenada por la Audiencia Nacional contra Herrira, que sustituyó a las Gestoras pro Amnistía y a Askatasuna, ambas ilegalizadas al considerar que daban respaldo a los presos de ETA siguiendo órdenes de la organización terrorista.

Entre los detenidos en Hernani figuran dos de los dirigentes de Herrira, Roberto Noval e Ibon Meñika, quienes han actuado como portavoces de esta asociación ante los medios de comunicación en varias ocasiones.

Meñika además fue condenado como dirigente de Jarrai por un delito de asociación ilícita en el "macrojuicio" que se celebró en 2005 en la Audiencia Nacional.

Tanto en Bilbao como en Vitoria se han producido detenciones fuera de las sedes de Herrira y los arrestados han sido conducidos esposados a los locales de esta agrupación para participar en los registros.

En todos los casos, la Guardia Civil ha acudido a las sedes con un buen número de vehículos todoterreno y furgonetas y ha precintado cada uno de los locales.

La operación ha empezado pasadas las 10.45 horas en las tres capitales vascas y en Pamplona y por el momento se desconocen las imputaciones concretas contra los detenidos.

Además de la sede de Hernani, ubicada en la plaza Nueva, en Bilbao los agentes registran en estos momentos el local que Herrira tiene en la plaza del Arenal; en Vitoria en la calle Kutxa y en Pamplona en la plaza de Navarrería.

Regreso de los huidos de ETA

El colectivo de huidos y deportados de ETA (EIPK por sus siglas en vasco) aseguró este lunes que cree llegado el momento de que "todos los ciudadanos vascos represaliados vuelvan" al País Vasco y criticó a los estados español y francés por "impedir el desarrollo de la agenda para la paz".

A través de un comunicado ese colectivo dijo que "ya ha empezado a dar o a preparar los pasos" que están en sus manos que contribuyan a "lograr una solución total" a lo que denomina "conflicto" y que pasa por propiciar la independencia del País Vasco (norte). El EIPK, que no especificó a cuántos huidos representa, se dirigió a la comunidad internacional para pedirles que "no cedan ante la represión irracional" de España y Francia.

La EIPK se queja de la "presión internacional" contra los huidos "Su comportamiento los delata: no quieren desarrollar un proceso bilateral y ponen todos los obstáculos posibles a quienes ofrecen situaciones nuevas dando pasos desde la unilateralidad. Quieren empantanar la situación porque tienen pavor al deseo y a la voluntad de la ciudadanía vasca", añadió.

Criticó que, "en lugar de suspender las medidas de excepción contra los exiliados", se aumente la "presión internacional" y se mantenga la "persecución mediante mecanismos como la euroorden".

Así lo demuestra, -dijeron- las detenciones de los presuntos miembros de ETA Asier Guridi en Venezuela y Jokin Aranalde en Francia, así como la extradición a España del etarra Joseba Segurola Mayoz.

El colectivo de huidos y deportados de ETA subrayó su deseo de "construir el futuro de modo compartido, poniendo toda la verdad sobre el pasado encima de la mesa y estableciendo las condiciones y bases democráticas indispensables para una nueva sociedad".