El rey continúa su evolución postoperatoria "favorable" cuando va a cumplir tres días hospitalizado por su intervención quirúrgica de cadera y este jueves pudo caminar "sin ayuda" en su habitación apoyándose en un andador, según el tercer parte médico emitido por el equipo que le atiende.

La gerente del Hospital Quirón Madrid, Alicia Alonso, ha explicado este viernes que don Juan Carlos ha pasado una buena noche y que su herida quirúrgica "está limpia y sin evidencias de inflamación".

Además, el parte aclara que el rey continúa "hemodinámicamente estable y sin fiebre" y que los estudios analíticos "reflejan la buena evolución del paciente".

La infanta Elena ha estado con su padre tres cuartos de hora El informe sobre el estado de salud del jefe del Estado, leído a mediodía por la doctora Alonso, confirma la buena impresión que este jueves causó el paciente a todos aquellos que le visitaron en su habitación, como la reina y los ministros del Interior, Jorge Fernández Díaz, y Sanidad, Ana Mato.

Firman el parte médico el cirujano Miguel Cabanela y el jefe del Servicio Médico de la Casa del rey, Miguel Fernández Tapia-Ruano. El otro especialista que junto a Cabanela operó el martes por la noche al jefe del Estado, Robert Trousdale, regresó este jueves a la Clínica Mayo de Minnesota (EE UU), donde ambos trabajan.

Don Juan Carlos, que a primera hora de la mañana recibió la visita de su hija mayor, la infanta Elena, cumplirá este viernes tres días ingresado en el Hospital Universitario Quirón.

Tras permanecer junto a su padre unos tres cuartos de hora, doña Elena comentó a los periodistas que el Monarca estaba bien y que le había preguntado por su familia.

Visita de Rajoy

Para esta tarde se espera la visita del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que ha regresado de un viaje oficial a Nueva York y que este jueves preside la reunión en la que el Consejo de Ministros aprobará el proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2014.

Los médicos no anticipan aún cuántos días seguirá hospitalizado el rey, pero el doctor Miguel Cabanela calculó tras la intervención quirúrgica que estaría ingresado entre cuatro y siete días, un período que incluso podría prolongarse algo más. La Casa del Rey no espera que pueda recibir el alta hospitalaria hasta la semana que viene.

Ha sido la octava operación a la que se somete el jefe del Estado desde 2010 y la cuarta en la cadera.

Consistió en la extracción de una prótesis infectada de la cadera izquierda y la colocación de un implante provisional que será reemplazado por uno definitivo, cuando desaparezca la infección, en otra intervención dentro de dos meses.