El ministro del interior galo se reafirma sobre los gitanos: "Deben ser llevados a la frontera"

  • Manuel Valls se reafirma en sus declaraciones sobre la expulsión de gitanos.
  • "Suponen un problema desde el punto de vista sanitario y de seguridad", afirma.
  • Ha sido respondido por compañeros suyos del Gobierno y ONGs.
  • Estas declaraciones podrían responder al previsible avance de la ultraderecha en las elecciones municipales que se celebrarán en seis meses.
  • La Comisión Europea recuerda que pueden circular y residir en toda la UE y acusa a Francia de no aplicar el acuerdo para su integración.
Imagen de archivo de una de las primeras familias gitanas expulsadas hace unos años por Francia a Rumanía.
Imagen de archivo de una de las primeras familias gitanas expulsadas hace unos años por Francia a Rumanía.
EFE

El ministro francés del Interior, Manuel Valls, reiteró este miércoles sus polémicas declaraciones sobre los gitanos, que han levantado una gran polémica en Francia incluso en el seno del Gobierno y del Partido Socialista que lo sustenta.

"La mayoría (de los gitanos) debe ser llevados hasta la frontera (...) Nuestro papel no es acoger a estas poblaciones", aseguró en la televisión BFMTV el responsable de Interior.Lo hizo un día después de haber levantado una gran polvareda política al afirmar que "los gitanos deben regresar a Rumanía y a Bulgaria" donde tienen que hacer "esfuerzos para su integración".

Varias figuras del Partido Socialista e, incluso, del Gobierno, consideraron erróneas esas palabras de Valls que estigmatizan a la población gitana. El ministro de Industria, Arnaud Montebourg, consideró en BFMTV que las declaraciones de Valls fueron "excesivas" y que debían ser "corregidas".

Pero el titular de Interior respondió a su colega de gabinete que "no hay nada que corregir" y que sus declaraciones "solo molestan a los que no conocen el asunto".

Valls insistió en que hay que proseguir desmantelando los campamentos de gitanos que hay en ciudades del país porque "suponen un problema para los vecinos y para los que los ocupan", desde el punto de vista "sanitario y de seguridad".

Diversas organizaciones humanitarias y judiciales, como la Liga de Derechos Humanos o el Sindicato de la Magistratura, tacharon las declaraciones de Valls de "intolerables" y consideraron que "estigmatizan a una categoría de la población". Al tiempo, indicaron que contribuyen a identificar de forma "infundada" a "los culpables por sus orígenes étnicos".

Las polémica sobre las declaraciones de Valls se producen a seis meses de las elecciones municipales en Francia, en las que, según los sondeos, el ultraderechista Frente Nacional tendrá un resultado histórico haciendo campaña sobre la seguridad y en contra de los extranjeros.

La CE recuerda que pueden circular y residir en toda UE

La Comisión Europea (CE) ha recordado que todos los europeos tienen libertad de circulación y residencia. "La libertad de circulación y la libertad de residir en otro país de la Unión Europea es un derecho fundamental que los ciudadanos tienen, sean búlgaros, rumanos o franceses", dijo en rueda de prensa el portavoz comunitario Olivier Bailly.  Si las libertades precisadas en las directivas no se respetan, "la CE usará los medios a su disposición" para corregir esa situación, advirtió.

El portavoz se ha remitido a las palabras de la comisaria europea de Justicia, Viviane Reding, en una entrevista esta mañana a France Info. En ella, la comisaria acusa a Francia de no aplicar la "estrategia nacional para la integración de los gitanos" y le recuerda que, a base de ese instrumento, el país recibe anualmente fondos de la Unión Europea. "La CE recuerda a Francia y al resto de Estados miembros, que han acordado entre ellos y con la Comisión una estrategia europea para la integración de los gitanos", ha añadido Bailly.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento