Los portavoces de todos los grupos parlamentarios rechazaron el miércoles las nuevas propuestas del PP para el Pacto Antiterrorista planteadas por su líder, Mariano Rajoy, tras mantener durante la tarde una ronda de contactos telefónicos con el portavoz socialista, Diego López Garrido.

Según informó el PSOE en una nota de prensa,  López Garrido ha obtenido el respaldo de todos los partidos, excepto del PP, para impedir que las iniciativas de este grupo den lugar a "debates estériles y desmoralizadores".

Las propuestas sólo tienen por objeto amplificar la absurda decisión (...) de ir al choque frontal con el Gobierno

Así, todos coincidieron en que las propuestas populares "sólo tienen por objeto exacerbar la crispación y amplificar la absurda decisión de la dirección del PP de ir al choque frontal con el Gobierno y con las demás fuerzas democráticas".

"El Grupo Socialista y los demás grupos parlamentarios no han colaborado ni van a colaborar o participar en esa estrategia de división y de confrontación sostenida por el PP, que no hace sino fortalecer a los terroristas", insisten.

No obstante, los grupos parlamentarios siguen instando al PP para que se sume a todos los partidos democráticos para reforzar la lucha contra el terrorismo, "como desea la inmensa mayoría de los ciudadanos".

El presidente del PP, Mariano Rajoy, anunció por la mañana que acudiría a la reunión de la Comisión de Seguimiento del Pacto Antiterrorista de esta tarde  con "contenidos" y no con "condiciones previas".

Cinco proposiciones no de ley

Rajoy adelantó que su partido tenía previsto presentar cinco proposiciones no de ley encaminadas a luchar contra ETA.

Una de ellas sería iniciar el proceso de  ilegalización del Partido Comunista de las Tierras Vascas (PCTV).

El PP habría pedido, además, que el Gobierno comunique al Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo que no han cambiado las circunstancias de ilegalización de Batasuna y que se revoque la resolución adoptada en mayo de 2005 por el Congreso que autorizó al Gobierno a dialogar con ETA en ausencia inequívoca de violencia.

Las otras dos iniciativas se refieren a que la Fiscalía abra juicio oral en el 'caso Egunkaria'  y que se persigan todas las actuaciones de Batasuna impidiendo su normalización.