Bolsa de Madrid
Paneles de información en la Bolsa de Madrid. Emilio Naranjo / EFE

La Bolsa española ha perdido este martes el 1,79% y ha mantenido el nivel de 8.500 puntos, perjudicada nuevamente por las ventas en el mercado de deuda y su incidencia en la cotización de la banca. La prima de riesgo subió 252 a 263 puntos básicos, mientras que el índice de referencia de la bolsa española, el IBEX 35 (con todos los valores en pérdidas), ha perdido 154,70 puntos, el 1,79%, hasta 8.502,40 puntos. Las ganancias anuales quedan en el 4,1%.

El Tesoro vendió 4.150 millones de euros en títulos a seis meses y a menor interés que en julio En Europa, con el euro a 1,342 dólares, Milán bajó el 1,41%; París, el 1,35%; el índice Euro Stoxx 50, el 1,25%; Fráncfort, el 0,79%, y Londres, el 0,19%. La caída del 0,5% de Wall Street el lunes por las ventas de deuda, así como los malos resultados de Glencore, por la revisión del valor de los activos de Xtrata, afectaban a la bolsa al comienzo de la sesión.

Además, habían bajado las plazas asiáticas (Tokio, el 2,6%, y Hong Kong, el 2,2%) y las compras iniciales de deuda desaparecían, con lo que una hora después de la apertura la prima de riesgo subía a 258 puntos básicos (el rendimiento del bono española avanzaba al 4,45 por ciento). Esta tendencia vendedora de la deuda no podía ser frenada ni por la caída del 0,1% de los precios de producción industrial en Alemania en julio, que si servía para mejorar el precio de los bonos germanos.

Poco después de la subasta de letras a corto plazo en España -el Tesoro vendió 4.150 millones de euros en títulos a seis meses y un año a un interés menor que en la puja de julio-, la bolsa perdía perdía el nivel de 8.500 puntos con una caída superior al 2%. Mientras las autoridades alemanas aseguraban que Grecia necesitaría un nuevo rescate, lo que era desmentido desde el propio país, la bolsa española se encaminaba a 8.400 puntos.