Camela
Los miembros de Camela: María Ángeles, Miguel Ángel y Dionisio. Jorge París

"Me fui de Camela forzado, porque no me dejaban hacer ni evolucionar", ha dicho Miguel Ángel Cabrera, rompiendo su silencio de siete meses, los que han pasado desde que abandonó un grupo al que reclama el 80 % de sus éxitos, a pesar de que su vocalista, Dioni Martín, diga que su aportación era "nula".

Según el vocalista Dioni Martin "su aportación era nula desde hace 12 años"El que fuera teclista y compositor de aquel grupo replica así a Martín, que en una reciente entrevista subrayaba que, si desde el pasado febrero Camela, el grupo que más discos ha vendido en España en los últimos 20 años, es un dúo, se debe a que Cabrera abandonó: "Su aportación era nula desde hace 12 años", pero quiso seguir "por el tema de la imagen", afirmaba.

Cabrera responde a su excompañero que, con palabras como "ésas", Martín no le hace "daño", sino que "perjudica" a Camela. "A mí -subraya- ya no me puede herir; lo único que quiero es que me dejen en paz", ha pedido.

Al compositor de las letras de los 12 primeros discos del grupo, según él mismo reivindica, le da "igual" que Dioni se quiera "adjudicar la fundación de la banda".

"Lo que sé es que Camela -puntualiza- empezó con el disco Lágrimas de amor, y esas canciones las compuse yo todas. Me siento orgulloso de haber hecho el 80 % de los éxitos", ha afirmado.

Dejó de componer, matiza, porque en el disco Amor.com (2001), el último que hizo él por completo, sus compañeros le advirtieron que las canciones que tenía preparadas para el siguiente trabajo no les gustaban. "Fue entonces cuando dije a Ángeles -Muñoz, la tercera componente del grupo- y a Dioni que o componía todo el disco o no hacía nada", ha apuntado.

A partir de ese momento, "hace 10 años", según Cabrera, Dioni Martín "juró" que no cantaría ninguna canción más compuesta por él, por lo que el teclista dejó de escribir.

"Sabía que no era buen teclista y he estado aprendiendo durante estos años. No me he considerado jamás un artista -señala Cabrera-, pero, si estaba demostrando mi evolución con el teclado, porque estaba aprendiendo con Silvio, otro músico de la banda, ¿por qué cuando llegaba a un concierto no me dejaban tocar?".

Si no abandonó antes la banda, prosigue, fue por tres motivos: porque "sacaba dinero", por Ángeles y por "la gente" que les sigue.