El Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas se queda al borde del ERE

  • Según publica la web Materia.com, despedirá a 30 empleados de plantilla y no renovará contratos temporales.
  • El nuevo plan pretende ahorrar ocho millones de euros en dos años.
  • Por ley, superando los 30 despidos, estaría obligado a hacer un ERE.
Los investigadores del CNIO, Ana Ortega y Manuel Serrano.
Los investigadores del CNIO, Ana Ortega y Manuel Serrano.
CNIO

El Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO), el mejor centro de investigación del cáncer de España despedirá a 30 científicos para afrontar su déficit, según informa la web Materia.

La publicación asegura que el nuevo plan de viabilidad obligará a despedir a alrededor de 30 empleados de plantilla y a no renovar contratos temporales para ahorrar ocho millones de euros en dos años. El CNIO tiene 474 empleados y con esta cifra de despidos se queda al borde del ERE, que es obligatorio hacer por ley al llevar a cabo más de 30 despidos cuando la empresa tiene más de 300 empleados.

Dicho plan de viabilidad fue diseñado para el centro, que atraviesa una dura crisis de deuda, según Materia.  La decisión ha sido acordada este jueves durante una reunión extraordinaria en la sede de la Secretaría de Estado de I+D. En ella han participado la actual directora del centro, María Blasco, la secretaria de Estado de I+D, Carmen Vela, y el resto del patronato del organismo.

El CNIO el primer centro de I+D de España. Su modelo está basado en una fundación, le confiere cierta independencia a la hora de capear las crisis económicas y más flexibilidad para contratar y atraer científicos y también para despedirlos. Pero la crisis, las deudas y los errores de gestión han acabado llevando al centro a una situación límite, según Materia.

Los sindicatos, informados este jueves

La mayoría del comité de empresa del CNIO renunció a principios de este mes; los restantes representantes sindicales serán informados este jueves.

La medida ha cogido por sorpresa a muchos de los trabajadores, a pesar de que en las últimas semanas, la dirección del centro había enviado correos electrónicos a todos los empleados informándoles de nuevas medidas de ahorro en personal, que incluían la eliminación de "gratificaciones".

También se anunciaba la "revisión" de las contrataciones realizadas con fondos del CNIO o del Programa Severo Ochoa. Además pedía voluntarios para reducirse un 10% el salario y las horas de trabajo o renunciar a la paga de Navidad. Estas políticas serían llevadas a cabo hasta llegar al equilibrio en las cuentas del CNIO.

"Para ellos somos como una fábrica de churros o de ruedas, esto demuestra que la ciencia no interesa y que las decisiones se toman sin tener en cuenta ningún plan", lamentaba uno de los investigadores.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento