El hijo de los duques de Cambridge es el tercer heredero al trono británico

  • El recién nacido se posiciona por detrás de su abuelo y de su padre, desplazando a su tío, el príncipe Enrique, que pasa al cuarto lugar.
  • El niño ha nacido tras un cambio en la legislación sobre la sucesión, que daba prioridad a los varones.
Un pregonero anuncia el nacimiento del hijo de los duques de Cambridge.
Un pregonero anuncia el nacimiento del hijo de los duques de Cambridge.
EFE/ANDY RAIN

Los duques de Cambridge, Guillermo y Catalina, han sido este lunes padres de un niño, que viene a ocupar el tercer puesto en la línea de sucesión a la corona británica, después de su padre y de su abuelo, el príncipe Carlos. Desplaza a su tío, el príncipe Enrique, que pasa al cuarto lugar.

El niño, que nació por parto natural en el hospital St.Mary de Londres, es el primer nieto del príncipe de Gales y el tercer bisnieto de la reina Isabel II de Inglaterra. El bebé real, como le llama la prensa, ha recibido una enorme atención mediática, con numerosas cámaras de televisión de todo el mundo que se han acercado hasta el hospital.

El niño ha nacido después de que el Parlamento de Westminster hiciera cambios en la legislación sobre la sucesión al trono británico, vigente desde hace 300 años y que hasta ahora daba prioridad al varón, independientemente de que tuviera una hermana mayor.  La nueva legislación fue sancionada por la reina el pasado mes de abril después de un largo proceso parlamentario.

De esta forma, el nacimiento de una niña no habría dejado en el aire ningún posible cambio de la línea de sucesión al trono en caso de que los duques de Cambridge tuviesen más hijos, ya que el Reino Unido cuenta ahora con esa nueva ley que iguala a ambos sexos.

Esta ley elimina entonces la primacía del varón para reinar (a menos que el soberano solo tenga hijas mujeres, como ocurrió con Jorge VI), y permitirá, además, que los miembros de la familia real puedan casarse con católicos, sin que ello les suponga ser apartados de la línea de sucesión. La decisión de modificar la ley fue tomada por el primer ministro británico, David Cameron, y anunciada en Australia en octubre de 2011 durante la reunión de la Commonwealth.

Entre los miembros de la familia real que debieron renunciar a sus derechos sucesorios figuran el príncipe Michael de Kent al casarse en 1978 con la católica Marie Von Reibnitz, más conocida como princesa Michele de Kent.

Hasta ahora no se ha especificado dónde vivirán los duques con el recién nacido, puesto que aún continúan los trabajos de renovación de su apartamento en el Palacio de Kensington, en Londres. No obstante, los medios británicos creen que la pareja podría alojarse en la residencia de Amner Hall, una propiedad de Isabel II en los terrenos de Sandringham, al sureste de Inglaterra.

El duque de Cambridge se tomará probablemente unas dos semanas de permiso de paternidad de su trabajo como piloto de helicópteros de búsqueda y rescate de la Real Fuerza Aérea (RAF).

Mostrar comentarios

Códigos Descuento