pixel
.

Eran las ocho de la mañana cuando un comunicante anónimo informaba de colocación de una furgoneta bomba en el aparcamiento D de la Terminal 4 del aeropuerto de Madrid-Barajas que estallaría a las 9.00. Hubo otras dos llamadas más, la tercera aseguró que hablaba en nombre de ETA.

Las fuerzas de seguridad y de emergencia procedieron a desalojar de urgencia a los cientos de personas que se encontraban en ese momento en la terminal en dirección a las pistas de aterrizaje.

La furgoneta estalló a las 9.01 provocando una fortísima explosión que demolió gran parte de las cinco plantas del aparcamiento y provocó 19 heridos leves.

Más tarde se supo que las alertas de la policía no fueron escuchadas por dos ciudadanos ecuatorianos que dormitaban en sus coches esperando a sus allegados. Se trata de Diego Armando Estacio y Carlos Alonso Palate. Los bomberos siguen buscándolos entre los escombros .

La autoridades barajan que el vehículo estuviese cargado con 200 kilogramos de explosivo, aunque otras fuentes lo elevan a 500.

Caos y suspensión de los vuelos

Las compañías aéreas que que operan en la nueva terminal de Barajas tuvieron que suspender sus vuelos durante la mañana. La principal afectada fue la compañía Iberia, que no comenzó a operar de nuevo hasta pasadas las 13.00 horas.

Más de 20.000 viajeros se vieron afectados por los retrasos. Se cerraron los accesos a la T4 y se produjo una falta de información por parte de las autoridades a los que ya se encontraban en el aeropuerto. Se pidió durante toda la mañana que sólo se utilizaran vehículos públicos.

Los pasajeros relataron episodios de angustia y miedo por la explosión y el desalojo.

"Sentimos una explosión tremenda que nos pilló en el ascensor. Creo que somos los que más cerca hemos vivido la explosión del parking", relataba David, testigo directo del atentado, a 20minutos.es-.

Centenares de pasajeros fueron desalojados a las pistas de la T-4, donde comenzaron a producirse protestas por desatención. "No saben qué hacer con nosotros", contaba desde la pista de la T-4 David de Francisco. "No hay información y la gente comienza a cabrearse", afirmaba en una llamada a esta redacción desde su móvil. Poco después fueron conducidos hasta otras terminales en autobuses.

Sentimos una explosión tremenda que nos pilló en el ascensor

Sin precedentes

La banda armada nunca había cometido una acción terrorista durante la suspensión de sus actividades y siempre anunció previamente su decisión de continuar con los atentados en una declaración previa.

Dentro de un año el proceso de paz estará mejor

Tras nueve meses de cese en su actividad terrorista, la organización terrorista colocó una furgoneta-bomba cuando arreciaban entre los partidos y en círculos periodísticos los rumores de un comunicado de la banda armada en estas Navidades.

En contra de las predicciones de todas las formaciones políticas, ETA ha cometido un atentado un día después de que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, asegurara que dentro de un año el proceso de paz "estará mejor".

Suspensión del proceso

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, anunció en rueda de prensa desde Moncloa que había ordenado "suspender" las conversaciones de paz .

El portavoz de Batasuna, Arnaldo Otegi, culpó de lo ocurrido al Gobierno y aseguró que el proceso de paz no estaba roto. En ningún momento condenó el atentado.

Encuesta

Tras el atentado... ¿Debe el Gobierno renunciar al diálogo con ETA?

74,29 % (7408 votos)
No
21,32 % (2126 votos)
No sé
4,39 % (438 votos)